El telescopio James Webb sorprendió este miércoles al mundo con las fotografías más nítidas de  Neptuno, el último planeta del Sistema Solar, en más de 30 años.  

La nueva imagen muestra una vista nítida de los anillos angostos y brillantes de Neptuno, algunos de los cuales no se han visto en absoluto, y mucho menos con esta claridad, desde el sobrevuelo de la sonda espacial Voyager 2 en 1989.  

Junto con los anillos, también pueden verse las bandas de polvo más débiles del lejano planeta. 

La foto también muestra algunas características destacadas de la atmósfera y los alrededores de Neptuno: 

  • Nubes de hielo de metano a gran altitud en el hemisferio sur, que son visibles como parches brillantes. 
  • La banda continua de nubes de alta latitud que rodean un vórtice previamente conocido en el polo sur, capturado por primera vez 
  • La delgada línea brillante que rodea el ecuador de Neptuno, posiblemente una firma visual de la circulación atmosférica global que impulsa sus vientos y tormentas 
  • Siete de las 14 lunas conocidas de Neptuno, incluida la más inusual y extremadamente brillante Tritón 

Sin embargo, el polo norte de Neptuno (representado en la parte superior de la imagen) permanece fuera de la vista debido a la órbita de 164 años del planeta. 

Ubicado 30 veces más lejos del Sol que la Tierra, Neptuno fue descubierto en 1864. 

Orbita en una de las áreas más oscuras de nuestro sistema solar, donde donde el Sol es tan débil que un mediodía en Neptuno se asemeja a un crepúsculo tenue en la Tierra. 

Fuente: excelsior