El exalcalde de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, recibieron auto de formal prisión por parte de un juez federal, por delito de delincuencia organizada, en la modalidad de delitos contra la salud, por la presunta relación de la pareja con Guerreros Unidos, uno de los grupos criminales que operan en esa entidad.

De igual manera, Felipe Flores Velázquez, quien fungió como secretario de Segurdad Pública de Iguala, durante la administración de Abarca, fue vinculado a proceso penal por el juez Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, Enrique Beltrán, por delitos de delincuencia organizada y desaparición forzada.

Se trata de quien fuera edil del municipio en el que la noche del 26 de septiembre de 2014 desaparecieron 43 normalistas de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, en Ayotzinapa.