Funcionarios del gobierno del estado de Morelos, encabezado por Cuauhtémoc Blanco, y el exsecretario de Obras Públicas de la entidad, Fidel Giménez Valdés, enfrentarán cargos por el delito de fraude procesal, al haber presentado pruebas falsas en contra de una exfuncionaria del estado.

Las autoridades del gobierno de Morelos y Giménez Valdés – quien renunció a su cargo en mayo de 2020, presentaron pruebas apócrifas en contra de Patricia Izquierdo Media, la exsecretaria de Obras Públicas de 2012 a 2018, durante la administración del exgobernador Graco Luis Ramírez, reportó el diario El Financiero.

A la exsecretaria de Obras de Morelos se le acusó de ejercicio abusivo de sus funciones por presuntamente haber adjudicado un contrato de forma directa, por más de 75 millones de pesos, a una empresa fantasma, para que se encargarán de la demolición y reconstrucción de un edificio de la Escuela de Estudios Superiores de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos en Jojutla, el cual se vio afectado estructuralmente tras el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Por este presunto delito, un magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado de Morelos dictó prisión preventiva a Izquierdo Medina, quien estuvo recluida en el penal de Atlacholoayaubicado desde el 28 de febrero de este año hasta el pasado 9 de septiembre, cuando salió en libertad, tras haberse demostrado que las pruebas presentadas en su contra eran falsas.

Cuando la exfuncionaria salió en libertad, Greco Ramírez celebró el hecho en sus redes sociales y acusó al gobierno de Cuauhtémoc Blanco de haber inventado las pruebas.

“Las pruebas que presentaron resultaron falsas. Fue acusada por un gobierno que con mayor presupuesto no ha hecho nada. Empieza el tiempo de saber quiénes han saqueado a Morelos”, escribió el exmandatario.

En tanto, la consejera jurídica del gobierno de Morelos, Dulce Marlene Reynoso Santibáñez, adelantó que impugnarán la decisión del juez que dejó en libertad a Izquierdo Medina, pues consideran que “hay elementos para combatir la determinación”.

Por su parte, el gobernador, Cuauhtémoc Blanco Bravo, aseguró tener “una velita prendida” para que las autoridades encargadas de la justicia resuelvan las más de 60 denuncias que presentaron en contra de funcionarios de la pasada administración.