La construcción de tres líneas del Metro de Nuevo León fue adjudicada a la trasnacional portuguesa Mota-Engil, principal accionista en México de Generadora Fénix.

En su edición 2394, Proceso dio cuenta que en el sexenio de Enrique Peña Nieto se canjeó dinero de los trabajadores de la extinta Luz y Fuerza del Centro por 15 plantas hidroeléctricas y una termoeléctrica que fueron entregadas a Generadora Fénix, empresa formada por el SME y la trasnacional portuguesa Mota-Engil.

Extrabajadores de la extinta paraestatal calificaron el canje como un “pacto ilegal y corrupto” en el que participaron Martín Esparza, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y el entonces presidente Enrique Peña Nieto, cercano al dueño de la filial mexicana de Mota-Engil, José Miguel Bejos.

Al referirse a la seguridad que proporcionará Mota-Engil en Nuevo León, el secretario de Movilidad y Planeación Urbana, Hernán Villarreal, dijo que la trasnacional cumplió con los requisitos para inscribirse en la licitación.

“Qué le puedo decir, la empresa concursante cumplió todos los requisitos que exige la Ley. Nosotros en la licitación investigamos todo a fondo, que no haya ningún impedimento, y no lo tiene para participar y para otorgársele el contrato”, explicó el funcionario.

Los ramales 4, 5 y 6 del Metro serán construidos por Mota-Engil de México, S. A. P.I. de C. V.; CRRC Hong Kong Co., Limited, y CRRC Nanjing Puzhen Co., Limited, que firmarán el contrato de obra el próximo 26 de septiembre.

La firma ganadora ofreció dos propuestas de construcción: la primera, de las tres líneas elevadas, por 25 mil 861 millones 796 mil pesos, y la segunda, que consiste en hacer elevadas la 4 y 6 y la 5 a nivel, con un costo de 25 mil 476 millones 046 mil pesos.

Se espera que la obra quede concluida para el 31 de agosto del 2027, un mes antes de que el gobernador Samuel García termine su sexenio, informó Villarreal.

Actualmente Nuevo León cuanta con tres rutas del sistema de transporte colectivo Metro.

Los añadidos programados son los siguientes: la Línea 4, hacia el poniente, es en San Pedro, hasta llegar al Hospital de Ginecología en Monterrey; la 5, desde este punto, hasta La Estanzuela, por la avenida Garza Sada, al sur de la capital; y la 6, también desde Ginecología hasta la cabecera municipal de Apodaca, hacia el norte.

Aunque se anunció que la construcción inicia el próximo 30 de septiembre, en realidad, lo que harán las empresas es el arranque de las labores de ingeniería, junto a la construcción de 122 vagones para las tres vías, cuyo costo está incluido ya en la propuesta aprobada.

Los trabajos físicos de la obra iniciarán el año entrante, en fecha aún por definir, dijo Villarreal.

Con información de Proceso