México es un país con alta sismicidad en el que tiembla todos los días; generalmente se trata de sismos pequeños e imperceptibles para la población. Esta sismicidad se manifiesta especialmente a lo largo de la costa del Pacífico con variaciones enteramente normales.

Es importante tomar en cuenta que a la fecha ninguna persona o institución en el mundo han logrado establecer un procedimiento confiable para determinar fecha, ubicación ni magnitud de un futuro sismo o determinar la inminencia de alguno. No es posible predecir temblores. Los huracanes y las erupciones volcánicas mayores son fenómenos relativamente predecibles si hay un monitoreo constante y detallado. Esto no ocurre en el caso de los temblores, incluso cuando son monitoreados permanentemente.

Por lo anterior, la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) recomienda a la población tomar las siguientes medidas ante los rumores de posibles sismos que se difundan por cualquier medio, particularmente por las redes sociales, ya que puede generar confusión e intranquilidad:

  • Conservar la calma y verificar de dónde procede la información para descartar toda información que no tenga sustento científico.
  • Evitar difundir información que no provenga de fuentes oficiales.
  • Consultar las fuentes oficiales. En México, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) es la

fuente oficial que permanentemente reporta la ocurrencia de sismos.

 Utilizar responsablemente las redes sociales.

Para conocer más sobre estos temas, la CNPC pone a disposición el portal preparados.gob.mx y sus cuentas en redes sociales en Twitter @CNPC_MX y Facebook facebook.com/CNPCmx/. Por su parte, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) en su portal gob.mx/cenapred tiene una sección de publicaciones, entre ellas la infografía “Ante el rumor de un sismo, infórmate” https://bit.ly/3duKb4f. El Servicio Sismológico Nacional se puede consultar en su página oficial ssn.unam.mx, en Twitter: @SismologicoMX y en Facebook en facebook.com/SismologicoMX/.