Francisco Garfias

Me atrevo a pronosticar que, una vez más, el presidente López Obrador se saldrá con la suya. Si mis fuentes no me fallan, las Fuerzas Armadas permanecerán en labores de seguridad pública hasta el 2028. Hay indicios de que el líder de la mayoría en el Senado, Ricardo Monreal, ya tiene amarrados los votos de dos tercios de los senadores (mayoría calificada) para modificar el Quinto Transitorio de la Constitución. 

Ese artículo obliga al Ejército y a la Marina a regresar a sus cuarteles y bases en marzo de 2024. Es cierto que los senadores del Bloque de Contención, que integran las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos Segunda, consideraron insuficientes los “avances” en el nuevo dictamen y —salvo la priista Silvana Beltrones— votaron en contra. La votación en las comisiones fue de 19 votos a favor, diez en contra y una abstención.

Algunos, como el senador del Grupo Plural Germán Martínez, dijeron incluso que, en lo militar, “López Obrador está más cerca de Bolsonaro que de Petro; es más Bolsonaro que Bolsonaro…”. Ya encarrerado, Germán no les tuvo miedo a las palabras: “Quiero ver derrotados a los hijos de la chingada de los delincuentes. Quiero ver victorioso al Ejército. Pero quiero un México en paz civil, no un México en paz militar”.

Tengo información, de buena fuente, que ya se alcanzaron los votos para aprobar la modificación. No lo doy por hecho porque con legisladores y políticos nunca se sabe.

Pero la prisa que tenían anoche los senadores de mayoría por votarla, parece corroborar que ya tienen la mayoría calificada. En caso contrario se desecharía, y no podría presentarse, sino hasta el periodo siguiente. López Obrador, de todas maneras, ya anunció una consulta sobre el tema que no es consulta.

Por cierto, ayer anduvo por el Senado el titular de la Secretaría de Gobernación, Adán Augusto López. De tanto verse con Monreal se van a hacer amigos. ¿Nada más a eso fue?

Las modificaciones al 5º transitorio de la Constitución, dadas a conocer por la senadora de Morena Lucy Meza, tienen que ver con un mayor control del Congreso sobre las tareas de seguridad pública. Se propone la creación de una Comisión Bicameral “con dientes”.

El dictamen, que hoy se baja al pleno, dice que el Ejecutivo presentará un informe semestral sobre el desempeño de las Fuerzas Armadas y que los secretarios de Defensa, Marina, Seguridad y Protección Ciudadana estarían obligados a comparecer periódicamente sobre el desempeño de las tareas de seguridad.

Punto controvertido es el de los recursos para capacitación, desarrollo, modernización y fortalecimiento de las policías municipales y estatales.

La duda de los opositores se origina en que el nuevo dictamen propone esos recursos, pero hasta el 2024. ¿Por qué no en el 2023? Se preguntaron, con razón, todos los integrantes del Bloque Opositor. “Es una simulación”, coincidieron.

La minuta regresaría modificada a San Lázaro, donde se gesta un incipiente movimiento de diputados del PRI —alrededor de seis— que votarían en contra de las directrices de la cúpula del partido 

En comisiones, el senador de MC Noé Castañón dio lectura a una ambiciosa propuesta a nombre del Bloque de Contención, que fue rechazada desde el principio.

#HonestidadQueDaResultados es el hashtag que subió a Twitter la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, en el que anuncia que, de acuerdo con el artículo 32 de la Constitución local, inició ayer la difusión de su Cuarto Informe de Gobierno. 

El informe no está exento de los otros datos. Uno de ellos es que, desde que llegó al Palacio del Ayuntamiento, en diciembre de 2018, los delitos de alto impacto se han reducido en un 54 por ciento.

El primero de los muchos informes que dará a lo largo de la semana —el viernes lo hará ante el Congreso Local— se realizó nada menos que en el Auditorio Nacional. Un recinto apenas digno para alguien que ya se vio en Palacio Nacional en 2024.

El evento tuvo un toque de pluralidad, asistieron los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo, del PRI; de Nuevo León, Samuel García (MC), y de Oaxaca, Alejandro Murat, del PRI.

Asistieron también las corcholatas de Morena para la CDMX: Rosa Icela RodríguezMartí BatresOmar García Harfuch. Por allí andaba el consejero jurídico del Gobierno de la CDMX, Néstor Vargas Solano.

Fuera de allí todo fue: ¡Es un honor estar con Obrador! ¡Presidenta! ¡Presidenta! y #EsClaudia.

Publicado en excelsior