El AIFA ha transportado 317,502 pasajeros desde su apertura en marzo de 2022 y el gobierno mexicano asegura que la experiencia de los usuarios ha mejorado desde el arranque de operaciones.

Isidoro Pastor Román, director general del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), dijo en la conferencia matutina que el porcentaje de satisfacción ha pasado de 73.2% en marzo a 88.53% en los primeros días de octubre.

“Los pasajeros destacan la limpieza y la seguridad (del AIFA), estos indicadores son los que tienen mayor aceptación”, dijo Pastor Román. “Y aún tenemos un área de oportunidad en los servicios comerciales y la conectividad”, añadió.

El aeropuerto arrancó operaciones el 21 de marzo en medio de señalamientos por su falta de conectividad, la poca oferta de servicios comerciales y las pocas rutas ofrecidas. Estos inconvenientes mantuvieron al nuevo aeropuerto con una baja afluencia de pasajeros en los primeros días de operaciones.

En las primeras semanas de operación había trabajadores construyendo locales para Krispy Kreme y Starbucks, mientras que una tienda de recuerdos mexicanos y una pastelería apenas habían abierto. La mayoría de los lugares aún están cerrados y cubiertos con carteles donde se lee “próximamente”.

La falta de oferta de servicios comerciales es el rubro peor evaluado por los usuarios del nuevo aeropuerto.

Poco a poco los mostradores, que en las primeras semanas lucían vacíos, se han ido llenando de gente. Uno de los atributos resaltados por el presidente Andrés Manuel López Obrador es que la tecnología permite a los pasajeros ahorrarse hasta una hora en trámites para ingresar a la sala de espera.

En la encuesta de satisfacción, el «tiempo de espera» es el tercer rubro mejor evaluado por los usuarios del AIFA, seguido de «atención a clientes» e «información referente a vuelos».