El Gobernador de Nuevo León Samuel García presentó ante el Congreso su primer informe de Gobierno, destacando proyectos para resolver crisis del agua y salud pero recibiendo reproches por parte de los legisladores en materia de movilidad y agua.

Tras sostener un desayuno privado con los legisladores locales, el mandatario fue recibido en el recinto legislativo poco después de las 10 de la mañana, para acudir al acto protocolario. Será el domingo cuando presente su informe ante invitados especiales en el Teatro de la Ciudad.

Previo a tomar la palabra, el Gobernador escuchó las posturas de las seis bancadas del Congreso, quienes reconocieron por igual los logros en materia de salud, como la vacunación transfronteriza, enfocándose en proteger a menores de edad, así como retirar el uso de cubrebocas obligatorio y sortear la quinta ola de Covid-19 en el estado. 

Sin embargo, tanto Anylú Bendición de la bancada independiente, como Waldo Fernandez de Morena, reclamaron que la federación hubiera tenido que salir a tomar proyectos para responder a la crisis del agua. 

Mientras que Raúl Lozano, del Partido Verde Ecologista de México pidió al mandatario no dividir a las fuerzas políticas ni señalar a los que piensen y opinen diferente, asegurando que el Poder Legislativo busca tener un diálogo respetuoso y de trabajo en colaboración. 

Por su parte, Carlos de la Fuente del PAN aseguró que las mismas crisis que tenía Nuevo León hace un año, cuando tomó las riendas García, siguen siendo las mismas. 

Finalmente, la diputada Lorena de la Garza del PRI aseguró que un gran reto que enfrenta el estado es la inseguridad, así como la movilidad – destacando la falta de mantenimiento y fallas que tiene el Metro, así como el retraso en la entrega de camiones nuevos. 

Pidió también no solo considerar un nuevo Pacto Federal, sino una modificación en la entrega de recursos a municipios, ya que denunció que la misma situación de la que se queja la administración – no recibir lo equitativo de la federación – sucede actualmente con los municipios del estado.

Al tomar la palabra, García reconoció que el estado enfrentó diferentes crisis en los pasados 12 meses, pero argumentó que están sentando las bases para tener el mejor estado para “nacer, crecer, estudiar y vivir”. Al tiempo que pidió a los diputados paciencia para responder a los cuestionamientos y solicitudes que le hicieron. 

Aceptó la recomendación de la diputada priísta y urgió al Tesorero del estado, Carlos Garza Ibarra a trabajar con especialistas en esta propuesta.

“Es el nuevo Nuevo León que va a construir en 5 años lo que no se hizo en 30 gracias a todos nosotros: Congreso y toda la clase política”, insistió García.