El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró los expresidentes Ernesto Zedillo y Felipe Calderón son “gente que está manchada” y dijo que por las decisiones que tomaron en sus gobiernos, como la aprobación del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa) y ‘robarse’ la presidencia de la República, ya han sido castigados.

“Yo sostengo que ya han sido castigados, el pueblo ya los juzgó. Es gente que está manchada”, afirmó este lunes.

Al presidente se le preguntó su opinión sobre los comentarios que sus antecesores realizaron en el Foro Internacional: “20 años de FIL: Democracia y Libertad”, realizado en España. En el caso de Ernesto, Zedillo, quien calificó el populismo como la mayor amenaza que enfrentan los países de América Latina, el presidente recordó que fue durante su gestión se cometió una traición al pueblo al convertir una deuda privada en una pública.

“¿Cómo rescatar a banqueros y a grandes empresarios y trasladar el costo de ese rescate a todo el pueblo? porque ese rescate se paga con presupuesto público y es una cantidad enorme. En efecto 2 billones 500,000 millones de pesos. Estamos hablando de la mitad del presupuesto nacional de un año”, comentó.

El presidente criticó que Zedillo Ponce de León al término de su gobierno se fue a trabajar a una empresa que salió beneficiada con la entrega de los ferrocarriles nacionales: Kansas City Southern de México (KCSM) de la cual fue administrador .

En el caso de Felipe Calderón, quien afirmó que en México la democracia está a punto de desaparecer, lo acusó de robarse la presidencia de la República en el proceso electoral de 2006 y también de declararle la guerra al narcotráfico.

“El caso de Calderón, imagínese que se roban la Presidencia y luego declara la guerra al narcotráfico y resulta que su hombre fuerte, su brazo derecho (Genaro García Luna) era el encargado de proteger a la delincuencia organizada en Sinaloa, el Cártel de Sinaloa y por eso está preso. ¿Qué más juicio? Claro que ya la gente los tiene muy bien identificados, ya han recibido ese castigo por su mal proceder”, planteó.

Salinas, ‘el padre de la desigualdad’

Sobre Carlos Salinas, presidente de México entre 1988 y 1994 y quien recientemente se informó que recibió su nacionalidad española, el presidente lo calificó como “el padre de la desigualdad”.

“Ayer se da a conocer que ya se volvió español, ya le dieron la nacionalidad española. Es otro personaje, el padre de la desigualdad moderna en nuestro país y ahí empezó todo”, comentó.

“Me da gusto porque no les tengo coraje y mucho menos odio…estos potentados llegan a un nivel de enajenación que no se dan cuenta ante qué son mal vistos porque en efecto antes todo esto se toleraba saqueaban y no perdían ni siquiera su respetabilidad”, mencionó.

Foro en España contra Lula

El presidente consideró que el Foro “20 años de FIL: Democracia y Libertad” no solo tuvo como propósito criticar a su gobierno, sino también manifestarse en contra de Luiz Inácio Lula da Silva, porque se realizó 10 días antes de la segunda vuelta de las elecciones en Brasil.

“¿Ustedes creen que esto fue así espontáneo? Se da antes de la elección de Brasil, claro llevan a Zedillo y llevan a Calderón y la lectura aquí es contra el presidente de México, sí también, pero tenía también otro propósito. En la reunión Vargas Llosa dijo yo estoy con (Jair) Bolsonaro, no quiero a Lula, no quería a (Gustavo) Petro y desde luego no me quería a mí”, comentó.

Fuente: expansión política