El senador Víctor Fuentes Solís celebró la aprobación del dictamen con proyecto de decreto por el que se reforma el artículo 55 del Código Civil Federal, como resultado de una iniciativa que presentó en 2019 y que tiene como objetivo sustituir en la ley vigente el término “casa paterna” por el de “casa familiar”, con la finalidad de avanzar en la construcción de igualdad entre hombres y mujeres.

“Estamos contentos de que por fin después de casi tres años estemos sacando adelante una iniciativa a favor de la equidad de género y del bienestar de las niñas y niños de todo México, ya con la reforma al Código Civil Federal que hemos aprobado en el Pleno dejaremos en el paso el término “casa paterna” al sustituirlo por “casa familiar”, mencionó.

Detalló que dicha iniciativa contempla el hecho de que, a nivel nacional en 33 de cada 100 hogares, las mujeres son reconocidas como jefas de la vivienda, lo que equivale a más de 11 millones de hogares, y en el caso de Nuevo León el 27 por ciento de los hogares se encuentran dirigidos por una mujer, por lo que consideró importante implementar acciones progresivas que incidan en los factores de género.

“Cada vez son más los hogares que, por distintos motivos, están dirigidos por jefas de familia, 33 de cada 100 a nivel nacional, por lo que es fundamental empatar el marcador, igualar derechos entre hombres y mujeres, especialmente a la hora de registrar el nacimiento de una hija o de un hijo. Por eso celebramos la aprobación de esta iniciativa a favor de la igualdad de género”, explicó.

El senador Víctor Fuentes informó que con la reforma al artículo 55 del Código Civil Federal se busca también que tanto los abuelos paternos, como los abuelos maternos puedan realizar el registro de un recién nacido en caso de ser necesario, ya que actualmente la ley da prioridad a los primeros.

“Muchas veces pasa que los abuelos se ven en la necesidad de registrar a los recién nacidos, pero la actual ley le da prioridad a los abuelos paternos dejando en segundo plano a los abuelos maternos. Esto ya no debe continuar así, ya que merma la igualdad y la equidad de género”, dijo.

Por último, el legislador señaló que esta reforma garantizará el bienestar de la niñez al eliminar el estigma que recae sobre los menores que viven en hogares uniparentales dirigidos por una mujer y reiteró que seguirá trabajando para poner fin a la violencia de género, especialmente cuando las víctimas son menores de edad.

“Es tiempo de poner fin al estigma que viven millones de niñas y niños al vivir en hogares uniparentales dirigidos por una mujer, ya no podemos permitir que siga existiendo violencia en su contra. Desde el Senado seguiremos trabajando a favor del bienestar de todas las niñas y todos los niños, así como el de todas las mujeres”, concluyó.