El Pleno del Senado de la República aprobó una propuesta para que, en los casos de nacimiento de hijas e hijos de mujeres privadas de la libertad dentro de los centros penitenciarios, la autoridad penitenciaria debe garantizar, en la medida de sus posibilidades, el registro del nacimiento y la expedición del acta respectiva, lo antes posible. 

El proyecto de decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley Nacional de Ejecución Penal, avalado por las y los senadores con 74 votos a favor, busca regular y asegurar los derechos de las mujeres privadas de la libertad con hijas e hijos.  

Asimismo, la propuesta busca incluir la cultura y el arte como herramientas de inserción social para las personas privadas de su libertad en centros penitenciarios, así como para sus hijos e hijas.  

Para ello, las autoridades penitenciarias establecerán las disposiciones bajo las cuales las hijas e hijos, que viven con sus madres en los centros de reclusión, puedan salir del mismo para realizar actividades de esparcimiento, educativas, culturales, artísticas, deportivas, familiares, entre otras que deban realizarse en el exterior. 

El presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, Rafael Espino de la Peña, mencionó que el dictamen plantea que las autoridades penitenciarias deberán garantizar a las mujeres privadas de su libertad que el nacimiento de sus hijos e hijas se registre y se expida el acta lo antes posible. 

De Morena, la senadora Nestora Salgado García manifestó que estas reformas permitirán fortalecer, regular y garantizar los derechos de las madres reclusas y de sus hijos e hijas; “no debemos olvidar que la situación de los menores que nacieron o viven en prisión es dura y no hay políticas públicas en esta materia”. 

Por Acción Nacional, la senadora Estrella Rojas Loreto aseguró que la cultura y el arte son herramientas idóneas para contribuir a la modificación de la conducta de las personas, por lo que esta propuesta ayudará a lograr una plena reinserción social. El dictamen fue turnado a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.