Ante el anuncio del cobro de 8 dólares por mes por las cuentas verificadas en Twitter, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a Elon Musk, el nuevo dueño de la red social, que antes de que los usuarios paguen dicho monto demuestre que va a ser “un medio confiable y con ética”.

Desde su conferencia de este viernes 4 de noviembre, el presidente dijo que Musk como empresario debe saber que “primero hay que demostrar de que lo que se ofrece es de calidad, primero hay que demostrar eso y no querer meter al mercado un producto chatarra”.

Por ello, solicitó un plazo de un año antes del cobro por las cuentas verificadas para que demuestre que “limpió” Twitter de los bots y que en la red social no habrá censura luego de que ha criticado que la cuenta del expresidente Donald Trump haya sido cancelada tras la irrupción en el Capitolio el 6 de enero de 2021.

“No le hace pagar, pero a ver primero pues una tregua de un año, que demuestre que ya se limpió Twitter que ya no hay bots, que ya no se engaña a nadie, que hay transferencia que es una regla de oro de la democracia, que hay libertades, que no se va a censurar a nadie y que va a haber objetividad, profesionalismo, que se va a hablar con la verdad, garantizando el derecho a todos a expresarse a manifestarse, no censura”, dijo.

Elon Musk completó la compra de Twitter la semana pasada a su oferta inicial luego de que la red social lo demandara por incumplir con el acuerdo, por lo que finalmente adquirió la red social para evitar ir a juicio.

Tras la compra de la red social, Musk ha planteado una serie de cambios uno de ellos el cobro por las cuentas verificadas lo que le ha valido una serie de críticas de las cuales se ha defendido en la propia red social al comparar los precios de diversos artículos que suelen comprarse con lo que pagarían por tener la palomita azul.