Dos militantes ecologistas pegaron sus manos el sábado en el marco de dos pinturas de Goya en el museo de Prado de Madrid, para denunciar la falta de acción de las autoridades frente al calentamiento global, indicó la policía española.

Las dos militantes no dañaron los cuadros, pero pintaron “+1,5°C” en el muro entre las dos pinturas, en referencia al objetivo de calentamiento con el que se comprometió la comunidad internacional. Las dos personas fueron detenidas, según la policía.

Lo anterior a causa de que la ONU reconoció la imposibilidad de mantener por debajo del límite de aumento del Acuerdo de París de 1.5° de temperatura media respecto a los niveles preindustriales, según el grupo Futuro Vegetal al que pertenecen las activistas.

Asimismo otro grupo social llamado “Extinction Rebellion Spain” que apoyaron la anterior acción agregaron que:

“Los medios de comunicación han pasado de puntillas por los estudios sobre la imposibilidad de mantener el calentamiento por debajo de los 1,5°C”.

Además aclararon que harán que se hable de lo anterior con acciones directas no violentas.

Fuente: AFP