En el caso de Lidia Gabriela, la joven que murió tras arrojarse de un taxi en movimiento en la colonia Constitución e 1917, aún falta detener al conductor de la unidad, precisó el secretario de Seguridad capitalino, Omar García Harfuch.

El funcionario aclaró que tras la detención de dos hombres en Iztapalapa, uno de los cuales había informado que estaba relacionado con la muerte de la joven, no es quien ese día conducía el taxi en el que viajaban la Lidia Gabriela, originaria de Tampico, Tamaulipas.

A través de su cuenta de Twitter, García Harfuch hizo la aclaración y confirmó que el taxi asegurado sí es el que está ligado a los hechos ocurridos el pasado 1 de noviembre.

El funcionario indicó que en este caso aún faltan personas por ser detenidas.

De acuerdo con los primeros informes, Lidia Gabriela se lanzó de la unidad en movimiento luego de que el taxista se negó a bajarla en el Metro Constitución de 1917 y tomó carriles centrales luego de que la joven le cuestionara el monto que le estaba cobrando.