El presidente Andrés Manuel López Obrador confió este martes en que el gobierno y los sectores empresarial y obrero puedan ponerse de acuerdo para incrementar el salario mínimo para el próximo año y pidió no poner de pretexto la inflación alta que se registra en México para marginar el alza.

“Si bien es cierto que tiene que ser cuidadoso, por la situación de inflación que se vive, también no debe de utilizarse la inflación como pretexto para no aumentar el salario, porque es una gran mentira, o sea, nos engañaron durante todo el periodo neoliberal que no me daban el salario porque iba a haber inflación, no se midieron estos”, acusó López Obrador.

De acuerdo con la Confederación Patronal de República Mexicana (Coparmex), los actores involucrados están negociando un incremento de 15% al salario mínimo en 2023 debido a la alta inflación.

“Eso es lo que ofrece Coparmex, 15, estamos viendo eso, hay que esperar la postura del sector obrero y lo ideal sería un acuerdo que fuese unánime, en cuatro años hemos logrado los aumentos por unanimidad en tres, sólo en uno fue el gobierno con el sector obrero porque no quiso el sector empresarial” señaló el jefe del Ejecutivo federal.

El sector patronal tiene diálogo con la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) con la que está haciendo un análisis a fondo de la propuesta de incremento del salario mínimo, el cual será llevado a la línea del bienestar.

La Coparmex expuso que el incremento salarial debe estar arriba del 8% de la inflación, otorgando 6 puntos porcentuales.

El mandatario federal confió que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos pueda resolver este aumento hacia diciembre, cuando se cumple el plazo de la ley.

Fuente: Forbes