Francisco Garfias

Claudia, frena tu jauría…”, escribió en Twitter Ricardo Monreal. Las palabras iban dirigidas a la jefa de Gobierno de la CDMX, a quien el senador señala de estar detrás de los ataques que le dirige la gobernadora de Campeche, Layda Sansores.

El pleito con la mancuerna Sheinbaum-Sansores se reavivó luego de que la gobernadora de Campeche volviera a colocar al senador Monreal en el rol protagónico del programa Martes del Jaguar.

Sansores incurrió en desacato. Se pasó por el arco del triunfo la suspensión otorgada por un juez a Monreal. Intervino comunicaciones y difundió “basura reciclada”, afirmó el senador. “Para mí es una presunta delincuente y esto amerita que se separe del cargo y que sea sometida a un proceso ordinario”, subrayó.

Layda dijo que Monreal tiene a su nombre cinco propiedades y sostuvo que la suma de bienes de su familia acumularía 48 propiedades y mil 801 hectáreas. “Si a mi hermano lo acusan de tener propiedades, ¿yo qué tengo que ver? Tengo 14 hermanos. ¿Por qué no lo denuncian a él? ¿Por qué tengo que pagar por mis 14 hermanos y mis 169 sobrinos?”, preguntó.

* El pleito Sheinbaum-Monreal no tiene regreso. Layda cruzó el Rubicón, al abrir nuevamente fuego contra Monreal, para quedar bien con la jefa de Gobierno. El senador canta “diciembre me gustó pa’ que te vayas”, cada que lo cuestionan sobre su salida de Morena. Ya parece un mensaje.

—¿Todavía le queda espacio en su dignidad para seguir en el partido después de todo lo que ha ocurrido?, preguntamos.

—Ya no mucho, pero ahí vamos. En diciembre platicamos, si es que Dios nos permite la vida, porque no sabe uno, se están muriendo muchos por infarto.

Monreal fue acompañado en su rueda de prensa por 13 senadores que se solidarizaron con él. Hay más, como Eduardo Ramírez, que no se enteraron. Los trece apóstoles que lo acompañaron son:

Rocío AbreuCecilia SánchezMarybel VillegasGricelda ValenciaSoledad Luévano, Jaime BonillaAlejandro ArmentaElí CésarJosé Ramón EnríquezRicardo Velázquez, Rafael Espino, José Erandi Bermúdez María Merced González.

* La marcha en defensa del INE no llegará al Hemiciclo a Juárez, como inicialmente se anunció. No se vaya a enojar el Benemérito por tantos fifís rateros e hipócritas” —el copyright es de López Obrador— que lo visitarían el domingo. Tampoco culminará en el Zócalo. No cayeron en la trampa que les tendió el Presidente. Quería que fueran a la Plaza de la Constitución para mostrar que él puede duplicar el número de asistentes el 1º de diciembre, en el Informe por el inicio de su 5º año de gobierno

Los defensores del INE caminarán del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución. Y para evitar protagonismos, habrá un solo orador en el evento: el exconsejero presidente del INE, José Woldenberg

Platicamos de la anunciada participación del PRI en la marcha con Miguel Ángel Osorio, coordinador de la bancada tricolor en el Senado. Todavía valora si asiste. No confía en Alito Moreno. “¡Lo conozco!”, dice. 

El hombre está convencido de que hay gato encerrado en el anuncio de Alito de que el PRI asistirá a la marcha. Sospecha que hay algo, pero no ha logrado detectar qué es. El exsecretario de Gobernación recuerda dos compromisos que ha hecho el presidente del PRI: no votar nada que “dañe” al INE y que no lo “desparezcan”. ¿Qué quiere decir con “no desaparecer”? ¿Qué alcance tiene el “no dañar” al INE? Preguntó. 

El hidalguense está convencido de que, aun sin reforma electoral, los dirigentes del PRI van a entregar la elección de los cuatro consejeros del INE que suplirán a los que se van el año que entra. “Con eso tienen para controlar el instituto ”, dijo.

Otro que no cree en Alito es el senador Germán Martínez. “No los quiero ver marchar, los quiero ver votar”. Menos escéptico, el senador Julen Rementería, jefe de la bancada del PAN en el Senado, dio la bienvenida a los priistas que quieran marchar. Dejó claro, sin embargo, que no basta con que salgan a la calle a defender al INE. “Hay que votar en contra”, coincidió.

El senador Gustavo Madero ve la incorporación del tricolor a la marcha como una buena noticia. Lo único que pide es que no la utilice para intentar purificarse.

* Muy extraño el anuncio de que la embajadora en Chile y exsecretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, ya no va como candidata de México para encabezar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

De buenas a primeras se anunció que el reconocido economista Gerardo Esquivel es la carta de México para ocupar tan estratégica posición.

Bárcena subió el siguiente tuit: “Me he comunicado con el presidente @lopezobrador_ quien ha acogido con afecto mis razones personales por las cuales he retirado mi candidatura al BID”.

No me la trago. A Bárcena le armaron una campaña que la presentaba como “rojilla” y “comunista”. Esas credenciales no gustaron mucho en Estados Unidos, el principal proveedor de fondos del BID. Y sin el apoyo del Tesoro, era una causa perdida.

Publicado en excelsior