Por José Antonio Chávez

Cuando Felipe Calderón era Presidente de México, en 2006, lanzó una severa crítica a su partido, el PAN, para dejar el escritorio y ponerse el overol y salir a conquistar esos ciudadanos que por años tocaron la puerta y nomás no se les abriera por los famosos estatutos.

Ayer, el líder de los panistas, Marko Cortés retomó esa propuesta presidencial y decidieron, en común acuerdo abrir el partido para afiliar a todos los ciudadanos que así lo quieran.

Desde luego que saben, no solo en el PAN sino en el PRI de Alejandro Moreno “Alito” y el PRD de Jesús Zambrano que la apuesta hoy en día es insertar a esa ciudadanía que no comulga con la actual administración.

El pasado domingo la marcha para defender el INE de Lorenzo Córdova, marcó el más claro ejemplo del hartazgo contra la jefa de gobierno y su partido Morena.

No están de acuerdo con la forma de gobernar de Claudia Sheinbaum y otra más del Presidente López Obrador, por eso los números en la ciudad capital de las pasadas elecciones, en 2021, 9 de las 16 alcaldías las ganaron los opositores que congregan la alianza de PAN, PRI y PRD.

Los panistas están con un pie de gobernar la Ciudad de México si el PRI y PRD acuerdan que sean ellos, los blanquiazules los que encabecen esa candidatura. Movimiento Ciudadano de Dante delgado está en suspenso, toda vez que al 2023 para el estado de México simplemente lanzará

Obviamente serán gobiernos de coalición donde se repartirán, de entrada los diferentes cargos del gobierno y luego los municipios, diputaciones, fórmulas al Senado y congresos locales. Los acuerdos que están en la mesa es repartir según el porcentaje de las votaciones de cada partido.

Esa marcha que se congregó históricamente en defensa de un órgano autónomo, organizador de las elecciones que le dieron, si no toda la confianza si un avance importante para alcanzar elecciones lo más transparente posible, es un ejemplo de esa necesidad de abrir el partido como una opción.

El PAN hoy está en la urgencia de agrupar el mayor número de simpatizantes y militantes, difícilmente podrían sostenerse mantener cerrado el partido, tal vez por capricho de sus estatutos o de algunos líderes con la cerrazón desbordada.

Ante ellos ayer dieron un paso importante para buscar ese mercado, sobre todo de los jóvenes que hoy marcan una cifra del 45 por ciento del electorado y que sin duda serán quienes decidan una elección.

Marko Cortés se mostró complacido al término de la Asamblea Nacional Extraordinaria, por los logros de abrir el partido a la ciudadanía en general. Nunca antes se había registrado esta transformación del partido y esperan, según sus datos crecer el padrón de la militancia de agremiados o registrados-afiliados en un 50 por ciento.

Los panistas quieren llegar al 2024 con un musculo político que les permita agrupar a esa ciudadanía que está inconforme con el actual gobierno. La idea es generar, con todas las facilidades de la nueva era de tecnología, su inclusión.

No pierda de vista que el PAN conserva al igual que los priistas el 20 a 22 por ciento de la votación, mientras que el PRD 5 por ciento y Movimiento Ciudadano el 7 por ciento, con esos números, si refuerzan su alianza superaran los 45 por ciento que conserva Morena y sus aliados.

Los gobernadores de Morena recibieron la instrucción de Palacio nacional para armar una contra marcha a favor de desaparecer el INE con la reforma presidencial de López Obrador.

La idea es mostrar musculo para opacar el medio millón de ciudadanos que marcharon el domingo pasado y que le causaron dolor de cabeza a l Presidente.