El Pleno del Senado aprobó un dictamen para ratificar 86 ascensos de diversos grados navales de la Secretaría de Marina-Armada de México, propuestos por el Ejecutivo federal, de los cuales destacaron tres nombramientos al grado de Almirante. 

Se trata de 39 nombramientos con grado de Capitán de Navío; 26 al grado de Contralmirante; 18 a Vicealmirantes y tres Almirantes. 

Al presentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Marina, Verónica Martínez García, dijo que estos ascensos representan un alto reconocimiento en la trayectoria de estos elementos, en el servicio de las armas, el cual han alcanzado gracias a su compromiso personal y alto sentido de responsabilidad compartida. 

Explicó que los mecanismos para otorgar estos grados se encuentran detallados en la Constitución, en la Ley de Ascensos de la Armada de México y en su Reglamento, la trayectoria profesional del personal naval se encuentra orientada al analizar de la experiencia y el aporte de cada una de las labores desempeñada 

Destacó que la Armada de México constituye uno de los mayores orgullos de la población, pues se trata de una noble institución compuesta por miles de mujeres y hombres quiénes ejemplifican los valores de honor, deber, lealtad y patriotismo. 

“A unos días de que se conmemore el Día de la Armada de México, me permito felicitarlos por el tiempo que han permanecido leales en sus filas; merece nuestra admiración y reconocimiento por su esfuerzo dedicación y sacrificio. Gracias por apoyarnos y tendernos la mano a las y los mexicanos cuando más los hemos necesitado”, destacó la senadora por el estado de Coahuila. 

El senador del PAN, Damián Zepeda Vidales, alertó que no hay ningún tipo de valoración y no se conocen las fichas curriculares para aprobar 302 ascensos de altos rangos de las Fuerzas Armadas y 87 de la Marina, además de que no es público el expediente de las personas promovidas. Agregó que México está más militarizado que nunca, ya que el Ejército tiene el control de la seguridad pública del país y de más de 200 acciones civiles.  

El senador Luis David Ortiz Salinas, de Movimiento Ciudadano, destacó que los ascensos en grados navales “son un premio a la carrera militar, a las aptitudes destacadas y un reconocimiento al servicio de las personas que forman parte de las Fuerzas Armadas”; además hizo un extrañamiento a las instancias técnicas por no dar a conocer los méritos por el que se les condecora a dichos elementos. 

La senadora Martha Lucía Micher Camarena, de Morena, señaló que debe existir una política laboral de grados con perspectiva de género, ya que afirmó que en el dictamen no hay un nombramiento para una mujer y que han hecho caso omiso a la paridad de género, por ello exhortó a la Secretaría de Marina para que explique cuáles son sus políticas laborales y sus protocolos de procesos para los ascensos. 

A su vez, la senadora Cora Cecilia Pinedo Alonso, del PT, destacó que las Fuerzas Armadas son una de las instituciones con mayor confianza por parte de la sociedad, no sólo por sus acciones de auxilio en casos de desastres naturales y otras eventualidades, sino por su papel en la conservación de la soberanía y la seguridad nacional. 

El senador del Grupo Plural, Emilio Álvarez Icaza Longoria, enfatizó que se debería discutir y revisar los expedientes de los candidatos a ascensos, ya que es una de las facultades de la Cámara de Senadores, pero dicho procedimiento no se realizó por la opacidad en la información.  

Higinio Martínez Miranda, senador de Morena, dijo que el dictamen se aprobó de manera unánime en comisiones, por lo que se debe respetar su trabajo, cada uno de los senadores pueden votar libremente, para avalar el esfuerzo de quienes llevan años en una carrera militar sirviendo al país.  

Por su parte, el senador José Erandi Bermúdez Méndez, del PAN, expuso que reconoció la gran labor que desempeña el Ejército y la Marina; sin embargo, se debe exigir que se respete al Senado y no sólo ser una oficialía de partes, que es aprobar todo lo que envíe el Ejecutivo. 

La propuesta de ratificación de los 86 ascensos a diversos grados navales fue aprobada con 79 votos a favor, 7 en contra y 8 abstenciones, y se ordenó su comunicación.