Durante la noche del miércoles y madrugada de este jueves, cientos de migrantes venezolanos se entregaron voluntariamente a policías de la Patrulla Fronteriza de El Paso, Texas, tras no soportar las bajas temperaturas, ya que dormían en casas de campaña en Ciudad Juárez.

Se calcula que fueron alrededor de 500 migrantes los que cruzaron a la zona de Texas, por lo que los agentes de la Border Patrol, los esposaron y subieron a varios camiones, para llevarlos a una zona segura.

Cientos de casas de campañas que usaban los migrantes en Ciudad Juárez, quedaron abandonadas, por lo que personal de limpieza del ayuntamiento las recogieron y aseguraron, algunas de ellas prácticamente en condición inservible.

Santiago González Reyes, director de Derechos Humanos del Municipio, confirmó la salida en grupo de los venezolanos, quienes en orden y bajo su propia voluntad, cruzaron la frontera hacia los Estados Unidos, justo frente a la policía fronteriza de dicho país, quienes los esperaban ya con varios camiones para su traslado.

Una amplia zona utilizada en Ciudad Juárez por los migrantes, quedó llena de basura, restos de comida, ropa no utilizada, desechos humanos, así como las casas de campaña, todo lo cual ha sido recogido por el servicio de limpia municipal.

Fuente: excelsior