La CFE realizó de forma exitosa su primera colocación de certificados bursátiles (cebures) con enfoque Social y Verde por un monto de 10,000 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores.

  • Los recursos permitirán promover la inversión en proyectos de energías renovables, eficiencia energética, electro-movilidad y edificios ecológicos, así como brindar servicios básicos de energía eléctrica e internet a la población de comunidades apartadas y rurales.
  • La operación obtuvouna sobredemanda de 2.5 veces el monto objetivo, lo que refleja la confianza de los inversionistas en la Empresa Productiva del Estado.
  • La CFE se coloca como el primer corporativo en acceder a un financiamiento a plazo de 20 años en el mercado público de deuda en México.

El pasado 16 de noviembre, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) realizó una histórica y exitosa colocación de Certificados Bursátiles (CEBURES) con enfoque Social y Verde por un monto de 10,000 millones de pesos (mdp), con formato de vasos comunicantes, la cual tuvo una demanda total de 20,000 mdp, que representa 2.0 veces el monto contratado y 2.5 veces el monto objetivo (8,000 mdp). El compromiso establecido por la CFE ante los inversionistas es destinar una cantidad de recursos similar en proyectos sociales y verdes, siendo su primera emisión con enfoque Ambiental, Social y de Gobernanza (ASG) en el mercado público de deuda en México.

La operación se conforma de cuatro tramos: uno en formato variable, otro en tasa fija nominal y dos en formato de tasa en UDIS. Los dos primeros tienen un enfoque Social para financiar proyectos de acceso a servicios básicos gratuitos o subsidiados, dentro de los que destaca la provisión de internet y el suministro de energía eléctrica a la población que aún no cuenta con dichos servicios.

Los tramos con enfoque Verde permitirán potenciar la inversión en proyectos de energías renovables, eficiencia energética, electro-movilidad y edificios ecológicos, conforme al Marco de Referencia para Financiamientos Sostenibles de la Empresa Productiva del Estado (EPE), el cual se alinea a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Organización de Naciones Unidas (ONU), concretamente con los enumerados:7.- “Acceso a energía asequible y sostenible”; 9.- “Industria e infraestructura resiliente y sostenible”, y 11.- “Ciudades y comunidades sostenibles”, así como a los principios de bonos y préstamos verdes y sociales de diferentes asociaciones a nivel internacional.

La distribución de los montos en cada tramo y la correspondiente tasa de interés, se señalan a continuación:

  • CFE 22S: con un monto de 2,908 mdp a tasa variable (TIIE 28 días) más 48 puntos base (pbs) a un plazo de 3.5 años. La sobresuscripción fue 2.36 veces el monto contratado.
  • CFE 22-2S: con un monto de 1,333 mdp a tasa fija nominal de 10.82% a un plazo de 8 años. La demanda fue mayor en 2.89 veces el monto contratado.
  • CFE 22UV: con un monto de 2,459 mdp a tasa fija real de 6.30% a un plazo de 10.3 años, con una sobresuscripción de 1.28 veces el monto señalado.
  • CFE 222UV: con un monto de 3,300 mdp a tasa fija real de 6.72% a un plazo de 20 años y una sobredemanda de 1.86 veces. Con este tramo, la CFE se convierte en el primer Corporativo en el mercado local en acceder a este plazo.

Cabe destacar que, a pesar del contexto complejo de los mercados financieros nacionales e internacionales, las sobretasas alcanzadas en los cuatro tramos se ubicaron por debajo de los niveles iniciales compartidos (IPTs) con el mercado y a niveles más atractivos que los registrados en las últimas emisiones comparables de la CFE, obteniendo tasas de interés competitivas en una ventana de mercado adecuada, como resultado de mejores datos económicos e inflacionarios reportados por diferentes instancias gubernamentales.

Es importante destacar la sólida confianza de los inversionistas en el futuro de la EPE respecto a otros Corporativos, lo cual queda demostrado en el monto de la demanda alcanzada en la emisión (2.0x) así como en el plazo de 20 años, siendo el primer Corporativo en el mercado público de deuda local que coloca un bono con dicho periodo de duración.

La emisión se ejecutó tras realizar diferentes reuniones de Roadshow virtuales con más de 20 inversionistas locales e internacionales, como son: Afores, Casas de Bolsas, Tesorerías, Fondos de Inversión, Aseguradoras, Bancas Privadas, Banca de Desarrollo, entre otros, en las cuales se informó sobre los principales resultados operativos y financieros actuales de la CFE, así como su Programa de Inversión para los siguientes años.

La emisión cuenta con la máxima calificación de grado de inversión en escala local AAA, emitidas por las agencias de evaluación de riesgo de crédito Moody’s y Fitch Ratings. Los intermediarios colocadores fueron BBVA, Banorte, Citibanamex y Santander; este último banco fungió como agente estructurador ASG.

Es importante señalar que esta operación no representa endeudamiento adicional para la CFE, pues los recursos obtenidos en esta emisión se utilizarán para pagar deuda de corto plazo. También permitirá extender el perfil de vencimientos de la deuda de la Compañía, así como ratificar su compromiso con la disciplina financiera. Esto forma parte de una estrategia operativa y financiera que va a permitir en el corto y mediano plazo mejorar los resultados financieros y optimizar el uso de sus activos productivos.

Esta histórica colocación reafirma el compromiso de la CFE con el desarrollo sustentable y la inclusión social de los grupos menos favorecidos, realizando esfuerzos permanentes por la preservación y protección del medio ambiente, así como para brindar acceso a toda la población a servicios esenciales, contribuyendo a cerrar la brecha digital entre las diferentes regiones y suministrando energía eléctrica a casi toda la población del país. Además, es muestra clara de la confianza de los inversionistas en la CFE como empresa estratégica en el sector energía, indispensable para el desarrollo económico, social y sustentable de México.

Fuente: El Economista