La tarde de este martes cientos de motociclistas avanzaron en caravana sobre Avenida Insurgentes Sur, pues se encuentran en contra de las modificaciones al Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México.

Los conductores están en contra de las nuevas disposiciones; Semovi se dice abierta al diálogo.

Entre las modificaciones se encuentra que las motos con un cilindraje menor a los 600 centímetros cúbicos tendrán prohibido circular en vías de acceso controlado, los conductores que no porten licencia vigente se remitirán al depósito.

La rodada, que comenzó en el Monumento a la Revolución, se detuvo frente a las oficinas principales de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México donde con el rugir y el bip-bip de las máquinas se hicieron escuchar.

Fuente: agencias