El Pleno del Senado de la República realizó una Sesión Solemne con motivo de la conmemoración del Centenario Luctuoso de Ricardo Flores Magón, incansable revolucionario que dedicó más de tres décadas de su vida a luchar en pos de la emancipación de la humanidad. 

Al iniciar la Sesión, la secretaria de la Mesa Directiva, Martha Cecilia Márquez Alvarado dio lectura a la Semblanza del pensador mexicano, Ricardo Flores Magón, quien nació el 16 de septiembre de 1873 en San Antonio Eloxochitlán, Oaxaca. 

En 1877, su familia se trasladó a la Ciudad de México en busca de mejores condiciones de vida, gracias a lo cual los hermanos Jesús, Ricardo y Enrique Flores Magón obtuvieron una educación integral. 

En 1900 los hermanos Flores Magón publicaron el periódico Regeneración, a través del cual denunciaron la corrupción del sistema judicial mexicano. Ricardo Flores Magón se destacó como un acérrimo crítico de la dictadura. 

A raíz de su actividad periodística y opositora, los hermanos Flores Magón fueron encarcelados en varias ocasiones, y se clausuraron los periódicos donde colaboraban. Por este motivo, Ricardo y Enrique se exiliaron en los Estados Unidos a principios de 1904, y desde ahí continuaron con sus actividades. 

En marzo de 1918, Ricardo Flores Magón y Librado Rivera publicaron en Regeneración un manifiesto dirigido a los trabajadores de todo el mundo, en el cual se oponían a la Primera Guerra Mundial y hacían un llamado a sus camaradas de clase a rebelarse contra los gobiernos y la sociedad establecida.  

Como consecuencia, ambos fueron condenados a más de 20 y 15 años de prisión, respectivamente, en la penitenciaría de Leavenworth. El estado de salud de Ricardo Flores Magón se fue deteriorando como consecuencia de los trabajos forzados en condiciones adversas que tuvo que realizar mientras estuvo encarcelado. 

Así, Ricardo Flores Magón murió la madrugada del 21 de noviembre de 1922. Sus restos descansan en la Rotonda de Personas Ilustres. 

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal Ávila, destacó la contribución de “este gigante precursor de la Revolución Mexicana”. El senador asentó que Flores Magón fue un hombre excepcional, pues su pensamiento, acción y resistencia fue plasmado en Regeneración y en el Plan Liberal. 

Afirmó que este homenaje es justo, ya que es el precursor más importante de la Revolución Mexicana, el cual no fue vencido ni derrotado en su ideología, pues hasta el último día de su vida mantuvo con dignidad su pensamiento e ideario.  

Inspirador de movimientos sociales y del reparto agrario fue, simple y sencillamente, afirmó Monreal, un gigante adelantado a su época. 

En ese tenor, citó al revolucionario: “no sobreviviré a mi cautiverio, pues ya estoy viejo; pero cuando muera, mis amigos quizá inscriban en mi tumba: “Aquí yace un soñador”, y mis enemigos: “Aquí yace un loco”. Pero no habrá nadie que se atreva a estampar esta inscripción: “Aquí yace un cobarde y traidor a sus ideas”. 

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena informó que presentó una iniciativa con el objetivo de inscribir con letras de oro el nombre de Ricardo Flores Magón en el Muro de Honor del Salón de Sesiones del Senado; “honor a quien honor merece, aunque sea 100 años después”. 

A su vez, el presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta Mier, afirmó que el pensador mexicano tuvo grandes aportaciones, pues su obra, a 100 años, sigue vigente, lo que se debe a que las libertades, la democracia y la justicia son aspiraciones permanentes de las sociedades y de nuestra nación. 

Flores Magón entregó su vida a la democracia y a la lucha contra la corrupción, el abuso de poder y el autoritarismo, ejemplo que debe permanecer en el espíritu de las y los legisladores, así como en el de las mujeres y los hombres que conducen la vida pública en esta patria, asentó el senador. 

“Es por ello que esta honorable Asamblea ha decidido realizar, a 100 años de la muerte de Ricardo Flores Magón, este homenaje que rescata las ideas de un soñador. ¿Cuántos hombres y mujeres en México soñamos con una patria digna y generosa para todos? Gracias a este héroe que luchó por nuestra patria”. 

En su oportunidad, la senadora Susana Harp Iturribarría, de Morena, dijo que, para hablar de Ricardo Flores Magón, no basta con referirse a él como uno de los precursores de la Revolución Mexicana, sino que es necesario recordar sus convicciones, apego por la libertad y su compromiso inquebrantable con la justicia. 

“Hoy recordamos a un hombre que salió de la Sierra de Oaxaca para arriesgarlo todo, sin esperar otra recompensa que la satisfacción de haber luchado por la libertad”. 

En tribuna, la senadora Estrella Rojas Loreto, del PAN, manifestó que, para celebrar su vida, primero se deben recordar sus ideas y su feroz crítica a la corrupción en el poder, la impunidad en el sistema judicial, los atropellos a las libertades esenciales y su búsqueda por la libertad; “no podemos negar que seguimos teniendo pendientes en muchos de los temas que preocupaban a Flores Magón”. 

La senadora Beatriz Paredes Rangel destacó que la figura de Ricardo Flores Magón trascendió en el tiempo, y su influencia fue determinante, debido a la vertiente social que representó su pensamiento, tanto en las reivindicaciones obreras y agrarias; “jamás lo acallaron las amenazas de los poderosos, ni la cárcel repetida en decenas de ocasiones”. 

Por su parte, de Movimiento Ciudadano, Alejandra del Carmen León Gastélum, expresó que hoy se conmemora el centenario luctuoso de un gran periodista, pensador y político mexicano, cuyas ideas constituyeron uno de los grandes impulsos de la Revolución Mexicana, pues fue de los primeros opositores en desafiar abierta y efectivamente al régimen de Porfirio Díaz. 

El senador del PVEM, Raúl Bolaños-Cacho Cué, dijo que, desde temprana edad, Ricardo Flores Magón impulsó un movimiento para alzar la voz y denunciar las malas prácticas del sistema autoritario de aquella época, el cual fue fundamental para encender el movimiento revolucionario. 

Geovanna Bañuelos de la Torre, senadora del Partido del Trabajo, expuso que la resonancia que tenía Ricardo Flores Magón en el clamor social a través de sus publicaciones fue tanta que, exiliado desde Estados Unidos por su lucha por la libertad y justicia, alentó el cambio del sistema social en México. En su pluma encontró la mejor arma para denunciar la arbitrariedad y llegó a los pueblos más recónditos del país, aseguró la legisladora. 

La senadora Sasil de León Villard, coordinadora del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social, destacó que Ricardo Flores Magón fue inspiración de las luchas por la igualdad, justicia social y fraternidad en el país y en cada rincón del mundo donde alguien se rebela a la tiranía y la opresión. Agregó que el proceso que puso en marcha no lo detuvo la negación ni la persecución, porque persiste en la voluntad de cada uno de los mexicanos. 

El coordinador del PRD, senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, destacó que sus ideas fueron cada vez más radicales hasta llegar a un pensamiento anarquista. El cambio, decía él, debía estar liderado por los trabajadores, no por la autoridad, capital o clero. Hoy, a 100 años de su muerte sigue vivo en la tarea de lograr una sociedad con progreso y justicia para todos. 

El senador Germán Martínez Cázares, del Grupo Plural, subrayó que Ricardo Flores Magón estaría hoy en contra del presidencialismo y gritaría no al militarismo. Era un radical liberal de los de a de veras, “no de los que se acuestan conservadores con los machuchones de noche y se despiertan liberales en las mañaneras”.