Miguel Ángel Félix Gallardo, El Jefe de Jefes, seguirá en prisión por tiempo indefinido al ser rechazado su brazalete electrónico para poder terminar de cumplir su pena en prisión domiciliaria, lo cual había sido permitido por un juez.

Fue el 9 de septiembre cuando el Juez Séptimo de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México avaló que Félix Gallardo accediera a la prisión domiciliaria, y que ésta debería concretarse a más tardar el 17 de octubre.

Sin embargo, la empresa contratada para obtener el brazalete de seguridad notificó a la familia de Félix Gallardo que se daba por terminado el contrato de arrendamiento y prestación de servicios de monitoreo y emisión de alertas desde el 15 de octubre pasado.

La empresa no detalló las razones por el fin del contrato, iniciado el 12 de septiembre de 2022, y sólo señaló que fue por “causas de fuerza mayor”, pues quedó imposibilitada de cubrir los requerimientos que le solicitó la autoridad.

Ante ello, el Juez dejó sin efectos la fecha para iniciar la prisión domiciliaria con fecha del 17 de octubre a las 16 horas, pero reiteró que para la materialización de la sustitución de la pena que actualmente se encuentra compurgando Félix Gallardo, se dejan a salvo las medidas de seguridad impuestas y sus derechos para cumplir con los requisitos para acceder a la prisión domiciliaria.

Aún se desconoce si hay un nuevo plazo para concretar la salida de prisión del llamado El Jefe de Jefes, fundador del Cártel de Guadalajara, y que pueda continuar en casa su sentencia de 40 años de prisión que terminaría en marzo de 2029. También cumple una sentencia de 37 años por el homicidio del agente de la DEA, Enrique Kiki Camarena Salazar y el piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar.

Félix Gallardo, ha denunciado presunta tortura psicológica porque no se ha materializado su salida de prisión, razón por la cual promovió dos amparos.