La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, entregó este jueves las Llaves de la Ciudad y el reconocimiento de Huésped Distinguido, al presidente de Chile, Gabriel Boric, quien ayer llegó a México. 

Le pido que acepte para usted y para su pueblo, el Huésped Distinguido y las Llaves de la Ciudad de México, como constatación y refrendo de la hermandad que nos ha unido siempre.

«Pueblos hermanos que aprenden juntos, la presencia chilena en México, el ejemplo de Salvador Allende (presidente chileno de 1970 a 1973), nutre toda una época de intercambio cotidiano que sigue presente en diversos ámbitos de nuestra sociedad», dijo la titular de la administración local.  

En este sentido, la mandataria recordó que miles de chilenos fueron recibidos en la Ciudad de México al ser exiliados tras el Golpe de Estado que vivió ese país en la década de los 70. 

«La barbarie del Golpe de Estado trajo a México y, en particular a la Ciudad de México, a miles de chilenos que, paradójicamente, engrandecieron familias y centros educativos, hijos de desaparecidos, asesinados o perseguidos fueron recibidos por el pueblo de la Ciudad de México».

Tras recibir el reconocimiento, el presidente chileno agradeció a la mandataria y se dijo confiado en tener en México a un aliado para trabajar juntos por la recuperación post-pandemia, por una economía «más inclusiva, más verde, en la que las mujeres sean protagonistas».

«En nuestro país, tienen un país y un pueblo amigo con el que pueden contar», señaló.