Por José Antonio Chávez

Si bien el Presidente Andrés Manuel López Obrador quiere reformar la ley Electoral, los panistas de Marko Cortés no se oponen que se le meta mano, pero esos sí que sea pasando las elecciones del 2024.

Una de las propuestas de los panistas es elevar del 3 al 5 por ciento el porcentaje de las votaciones para conservar su registro los partidos políticos.

Actualmente los partidos considerados como la chiquillada, el Partido Verde, el PT, Movimiento ciudadano y probablemente hasta el PRD gozan de su registro porque los requisitos son con un mínimo del 3 por ciento.

En 2021 los porcentajes fueron con Movimiento Ciudadano el 7.3 por ciento, el Partido Verde alcanzó el 5.4 por ciento, mientras que el PT, 3.2 por ciento y el PRD 3.6 por ciento.

Reformar la ley electoral al 5 por ciento, obligaría a esos partidos redoblar esfuerzos en sus campañas para lograr más votos que les permita alcanzar ese porcentaje.

Sin embargo, también podría ser una herramienta para adelgazar el número de partidos políticos que muchas veces, por el porcentaje tan bajo les permite subsistir y gozar de esas abultadas prerrogativas.

Esa propuesta se encaminaría, incluso incrementar un punto esos porcentajes cada tres años para ir adelgazando el número de partidos políticos que no cumplan con esos porcentajes de votación.

Tal vez la idea de los panistas es eliminar la lista de partidos que no cumplan con esos porcentajes, pues ayudaría a frenar la creación de nuevos partidos que solo utilizan su afiliación para obtener recursos como un gran negocio y luego desaparecer.

Como ejemplo, si en 2024 lograran implementar ese porcentaje al 5 por ciento, estaríamos ante el riesgo de desaparecer por lo menos tres partidos, el PRD, PT y hasta el Partido Verde si no conserva los actuales números.

En tres años más, en 2027, con el incremento de un punto para llegar a seis por ciento, metería a la zona de focos rojos a Movimiento Ciudadano que hoy goza del 7.3 por ciento. Estaría a un punto de presión y ello lo obligaría reforzar sus estrategias para buscar más votos.

El sistema político mexicano necesita una regulación para reducir tantos partidos políticos que no se necesitan.

Hay partidos que no tienen la fuerza para competir y su subsistencia se deriva de acompañar, en las famosas alianzas a los partidos grandes, con ello les permite obtener, de caballito votos para favorecerles.

Gracias que se incrementó al 3 por ciento, partidos de reciente creación como Encuentro social, de Hugo Erick Flores, Fuerza por México de Pedro haces y Redes Progresistas de Elba Esther Gordillo, los eliminaron por no alcanzar ese mínimo.

Hoy podemos decir que hay tres fuerzas que lideran el escenario políticos, Morena del Presidente Andrés Manuel López obrador, con el 34%, el PAN de Marko Cortés con 18% y el PRI de Alejandro Moreno Alito, con el 17%. En cuarta posición, pero con menor porcentaje con 7.3 por ciento Ciudadano de Dante Delgado.

Bueno, podemos adelantar que, con las declaraciones de los panistas y sus aliados del PRI y PRD difícilmente se podrá tocar el tema de manera constitucional hasta que pasen las presidenciales, hoy no habrá movimiento de ninguna ley en el plano legislativo, ni para Morena ni para la oposición.

SURTE EFECTO FRENO DEL VERDE A REFORMA ELECTORAL, SE VA AL 2023

Le comenté ayer que al coordinador de los diputados de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier se le hizo bolas desenredar los acuerdos con sus aliados del Verde de Carlos Puente y del PT de Gerardo Fernández Noroña para impulsar la reforma Electoral.

Bueno, el líder de los diputados ante la falta de condiciones no les quedó otra que mandar hasta el próximo año en abril esa reforma Electoral.

En este periodo de sesiones que concluye el 15 de diciembre, difícilmente se podrá tocar, Mier sabe que se necesitan los dos tercios para aprobarla y no se cuenta con esos votos porque los opositores están firmes en contar en contra.

El morenista hizo eco de los comentarios del Presidente López Obrador en la conferencia mañanera, que van apostar por las leyes secundarias para ver cómo le meten mano al INE. Sin embargo, no les permitirá reducir de 500 a 300 los diputados y de 128 a 96 los senadores, menos llevar la elección de los nuevos Consejeros para que sea por voto ciudadano su designación. Del recorte ni hablamos.

MONREAL DE MADRID A OAXACA

El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat cerró su sexenio ayer con una gira para inaugurar la primera etapa del Centro de Congresos en Huatulco y entregó equipo para la seguridad de ese destino turístico con una inversión de 335 millones de pesos.

Murat dejó el gobierno anoche para iniciar, a partir de este primero de diciembre su gira por el país en la búsqueda de la candidatura presidencial. Obviamente no la tiene nada fácil. Asimismo, en Oaxaca asumirá el mando como nuevo gobernador, Salomón Jara.

No se sorprenda ver a Ricardo Monreal en tierras oaxaqueñas que, en su regreso de España, al tocar suelo mexicano se trasladó para asistir como invitado especial para la toma de protesta. A ver que suelta a los reporteros de esa entidad, porque seguró lo harán hablar si aceptará las invitaciones de los hoy cuatro partidos para la presidencial, MC, PRI, PRD y con Santiago Creel al PAN. Jachavez77@yahoo.com