Este sábado la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México informó que tras recibir el pronunciamiento de la ministra Yasmín Esquivel determinan que hubo plagio.

De acuerdo a la máxima casa de estudios existe coincidencia superior al 90% con la otra tesis presentada por Edgar Ulises Baez un año antes. Ante ello la institución determinó que buscará recabar información adicional para seguir con el análisis documental y llamar a las partes involucradas, en caso de ser necesario.

“Ante estos hechos contradictorios y sin tener la certeza de la dimensión del plagio expresado en el testimonio del ex alumno de la tesis de 1986, resulta evidente que es necesario recabar información adicional para profundizar en el análisis documental y, de ser el caso, llamar a las partes involucradas”, se lee en la carta realizada por el Rector, Enrique Graue.

Es por ello que en cuanto se retomen las actividades académico-administrativas de la UNAM se convocará a una próxima sesión para analizar la actuación de la Directora de las tesis implicadas.

En cuanto a la información que presentó Esquivel Mossa, la UNAM refirió que en los ochenta las tesis presentadas eran microfilmadas y no fue hasta el año 2000 que se digitalizaron.

Finalmente menciona que este hecho hará que la UNAM lleve a cabo una serie de acciones para evitar que se repitan “sucesos reprobables”.

Finalmente el Rector de la UNAM mencionó que no aceptara que por disputas “ajenas” se vulnere el “prestigio y la honorabilidad de la Universidad”.

Un día antes Yasmín Esquivel Mossa reiteró su confianza con la Máxima Casa de Estudios y es por ello que presentó algunas pruebas.

La ministra Yasmín Esquivel aseguró que presentó ante la UNAM un sinfín de pruebas para para comprobar que fue víctima de plagio.

Entre las pruebas que presentó menciona que se presentó una declaración ante notario público por parte de Edgar Ulises Baez en el que menciona que “pudo tomar” algunas partes del trabajo de Esquivel que realizó entre 1985 a 1986.

Fuente: 24 horas