En el nuevo Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste) la derechohabiencia está en el centro de la discusión y atención; por ello, emprendimos una profunda transformación para fortalecer los servicios médicos y administrativos mediante acciones como el control de asistencia y permanencia del personal de salud durante la jornada laboral, afirmó el director general, Pedro Zenteno Santaella.

Resaltó que durante los recorridos por las unidades médicas del país hay una queja constante de derechohabientes respecto al ausentismo o incumplimiento de horarios de servicio por parte de algunos médicos, por lo que se establecieron medidas de registro de asistencia, tal como se realiza en todas las instituciones del sector Salud.

El objetivo es que todo el personal cubra sus horarios de trabajo para asegurar los servicios de salud que se brindan a la derechohabiencia. Es urgente redimensionar la vocación de servicio asumida al momento de incorporarse a la institución, remarcó.

La Dirección Normativa de Administración y Finanzas, a través de la Subdirección de Personal del instituto, reportó que en el último año se detectaron cinco mil 571 presuntas incompatibilidades de empleo de personal de la rama médica y paramédica, es decir, trabajan en dos instituciones y se empalman sus horarios; de estos casos, cuatro mil 744 corresponden a personal sindicalizado, lo que representa una falta de atención oportuna y de calidad a la población afiliada.

La derechohabiencia y la sociedad demandan una transformación en el instituto y ésta no es posible mientras haya corrupción; por ello, en cumplimiento a la instrucción y al proyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador, las autoridades del Issste, con apoyo de la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), trabajan de manera conjunta para que afiliados y servidores públicos del organismo gocen del pleno ejercicio de sus derechos humanos y, en especial, de la salud.

El director general señaló que ningún acuerdo “por usos y costumbres” establecido en el pasado, y que tuvo orígenes de interés personal y político, puede estar por encima de lo establecido en la ley y en las condiciones contractuales, sobre todo cuando afecta la atención y salud de las y los derechohabientes.

Además de estas acciones encaminadas al beneficio de los trabajadores del Estado y sus familias, el Issste implementa estrategias para fortalecer el equipamiento, la construcción de nuevas unidades médicas —hospitales en Coahuila, Jalisco, Guerrero y Tamaulipas, y clínicas en Baja California Sur y Chiapas—, remodelaciones y ampliaciones para fortalecer la capacidad resolutiva acorde con las demandas de un creciente número de afiliados.

Hasta el cierre de 2022 se adquirieron 41 mil 898 equipos médicos por un monto de mil 320 millones de pesos, y se registró más de 70 por ciento de avance en el abatimiento del rezago quirúrgico.

También, como parte de la estrategia de superar los atrasos del instituto se trabaja en contar con personal suficiente para que la carga de trabajo sea equilibrada y proporcional con instalaciones dignas. Estoy seguro que con la colaboración entre autoridades, trabajadoras y trabajadores podremos recuperar la esencia del instituto.

El Issste reconoce y agradece al personal de las unidades médicas su apoyo para lograr un cambio y materializar su transformación como una institución más grande y fuerte que suma esfuerzos a favor de la derechohabiencia.

Contamos con personal médico altamente profesional y con valores éticos, siempre comprometidos en el cuidado de la salud de los pacientes.

Pedro Zenteno exhortó a todas y todos los trabajadores del Issste a cumplir sus horarios, porque hay ausentismo, en especial los fines de semana, lo cual no debe suceder más, ya que en sus manos está la salud de los derechohabientes y sus familias.

“Todos somos responsables de nuestras acciones y les solicito de manera respetuosa y amable al personal médico y de enfermería, a todos los que están involucrados en la atención a la salud, que estén en su lugar de trabajo, eso es importante porque está en juego, ni más ni menos que la vida de todos nuestros derechohabientes que acuden a las clínicas para tener un servicio oportuno”, acotó.

En el Issste siempre hay una apertura al dialogo para construir propuestas que permitan el mejoramiento de los servicios y la atención médica, finalizó.