La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, adelantó que su gobierno trabaja en una norma que haga obligatorio que los restaurantes y terrazas del Centro Histórico muestren desde la entrada los precios de sus servicios.

Al término de un acto público en la alcaldía Venustiano Carranza, agregó que las autoridades del gobierno y de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizan visitas “sorpresa” a los establecimientos para saber si hacen cobros ilegales.

“Hay visitas –digamos– “sorpresa” por decirlo así, para saber si están cobrando ilegalmente. Y estamos por definir una norma para que sea obligatorio que afuera del restaurante quede establecido todos los cobros que se le van a hacer”.

La mandataria capitalina mencionó algunas situaciones que se busca evitar en beneficio de los comensales:

“Por ejemplo, hay restaurantes que tienen cobro de cubiertos –les llaman–, por estar en la vista; bueno, que la gente sepa que no va a haber sorpresas, sino que diga ‘si usted va a pedir un café, cuesta tanto y además si se sienta en la terraza, le vamos a cobrar tanto’, siempre y cuando sea legal, por supuesto”.

Sheinbaum Pardo añadió: “A parte de la revisión con Profeco, estamos trabajando para que haya una norma para que no haya ningún abuso y que el consumidor tenga toda la información”.

Por último, recordó a quien vaya a un restaurante: “Si piensa que hubo algún abuso, que de inmediato hable a los teléfonos de Profeco para poder tener una atención inmediata o posterior. Tienen hasta un año para poder reportar algún abuso”.

A finales de octubre pasado, en redes sociales se hicieron virales denuncias por cobros excesivos; por ejemplo, la queja de una comensal a quien le cobraron más de 4 mil pesos por unos tacos de arrachera, un guacamole y cerveza para cuatro personas el pasado 20 de octubre.

Fuente: Proceso