Hasta ahora no parece que vaya a haber secuelas y no se considera a ninguno de los lesionados en riesgo de vida, aseguró la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, luego de visitar el Hospital San Ángel Inn Chapultepec.

Un día después del choque de trenes de la Línea 3 del Metro, la mandataria capitalina dijo en entrevista que hay un seguro del Sistema de Transporte Colectivo y todo lo que se requiera por parte del Gobierno de la Ciudad.

“Eso es lo que le estamos diciendo a las familias, que eso no sea su preocupación, que nosotros vamos a estar ahí siempre y, por lo pronto, lo más importante es la salud de sus familiares”, subrayó.

Sheinbaum Pardo reiteró que los lesionados no solamente mantendrán la vigilancia médica en este momento y posterior. El protocolo del gobierno capitalino es que cada persona tenga un funcionario público que estará encargado de cada familia de las víctimas, de tal manera que no tengan que estar teniendo problemas de con quién se contactan o por falta de comunicación.

La Jefa de Gobierno informó que se trasladaría al C5 para revisar realmente cuántas personas llegaron a hospitales, cuántas fueron trasladadas en su momento o llegaron posteriormente, cuántas personas están todavía hospitalizadas, y el protocolo de atención.

Este sábado siete de enero, se registró un choque entre unidades del Metro de la Ciudad de México entre las estaciones Potrero y La Raza, dejando un saldo de 57 heridos y una persona muerta.

Fuente: Quadratín