Tras el fallido golpe de Estado en contra del presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que la comunidad internacional no debe permitir actitudes antidemocráticas en los gobiernos legal y legítimamente constituidos.

«Fue muy buena la respuesta y que fue un intento fallido de parte del conservadurismo brasileño, porque fue muy buena la solidaridad internacional, y eso es lo que se debe promover, fomentar no quedarnos callados«, dijo López Obrador en su conferencia mañanera de este lunes en Palacio Nacional.

En el Salón Tesorería, López Obrador recordó el golpe de Estado en contra del presidente de Perú, Pedro Castillo, porque, señaló, «no es posible que el pueblo elija y una minoría por intereses económicos y políticos implemente un golpe de Estado o una destitución». «Que no necesariamente ahora se hace mediante el Ejército, como era antes, el acostumbrado golpe de Estado de los militares. Ahora hay otros mecanismos iguales o más perversos porque se dan de manera soterrada, pero también causan muchísimo daño.

«Golpes que se van preparando con estrategias mediáticas con mucho dinero, con intervencionismo; se burla la voluntad de los ciudadanos. ¿Cómo es posible si hay una elección se gana limpiamente, se va a promover una rebelión? Puede haber protestas pacíficas, pero un  acto así es una insinuación a que se está apostando la inestabilidad, a enrarecer el ambiente para que después vengan cosas peores«, expresó.

Aseguró que el Gobierno de México seguirá apoyando al presidente Lula, «nuestro hermano».

Fuente: Informador