Luis Serieys Zárate

09/01/2022

Ciudad de México

Frente al accidente más reciente en la Línea 3 del Metro se espera que el grupo mayoritario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México deje su política de fuerza en donde ni ve, ni oye ni responde a la oposición, aunque eso signifique poner millones de vidas en riesgo y ahora sí escuchen la solicitud del Sindicato del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo para asignar 3 mil 500 millones de pesos adicionales al presupuesto para dar mantenimiento al equipo rodante, o sea, los trenes.

Esta petición que en septiembre del 2022 se hizo al Congreso capitalino y que por no venir de uno de sus aliados fue rechazada, mantiene a 166 trenes circulando y 125 estacionados con urgente necesidad de mantenimiento mayor para que puedan dar un servicio con seguridad y eficiencia, o sea que 291 trenes de 394 que han en existencia requieren atención para reducir riesgos.

Cabe recordar en medio del alcance de dos trenes el sábado pasado y de un cable colgando en medio de la estación de Salto del Agua, que el presupuesto de 18 mil millones de pesos para el 2022, al STC se le fue en la siguiente forma: 4 mil 5000 millones para la instalación de la subestación de Buen Tono; 2 mil millones para pagar renta de trenes de la línea 12; 2 mil millones para el pago de energía eléctrica y 6 mil 500 millones para el pago de la nómina, incluyendo también 9 mil millones de pesos, (cifra una tanto inexacta) producto de la renta de espacios en accesos e instalaciones del metro,

Eso, señala el ingeniero Fernando Espino Arévalo, líder del SNTSTC, deja comprometido el gasto en mantenimiento que no se contempla ni para los trenes ni para las instalaciones fijas, por lo que al solicitar 3 mil 500 millones adicionales presentaron un proyecto detallado de mantenimiento que pueden realizar los propios trabajadores con la experiencia que tienen ya de más de 50 años atendiendo el trabajo del sistema de transporte más importante de la Ciudad de México.

Al retomar el tema del accidente el sindicato señala que: ”Ante los lamentables acontecimientos que se suscitaron el siete de enero del año en curso, en una de las líneas del Sistema de Transporte Colectivo, en que se puso en grave riesgo la integridad de los usuarios, los trabajadores y los equipos de instalaciones fijas con que opera el Metro, esta dirigencia sindical expresa su más sentida solidaridad con los usuarios del servicio que brinda el Metro de la Ciudad de México que resultaron afectados con motivo de la colisión que se presentó entre dos trenes del parque vehicular de ese Organismo”.

“Según datos preliminares, estos hechos fatídicos pudieron ser ocasionados por la conjunción de diversos factores como son: el pilotaje automático, la señalización y el sistema de comunicación; sin embargo, el veredicto definitivo, será el que después de realizar un análisis técnico científico, emita el Comité de Incidentes Relevantes del Sistema de Transporte Colectivo, integrado por trabajadores expertos en Técnica Metro”.

“Entre tanto, estamos participando en los trabajos necesarios, para restablecer el servicio lo antes posible, en la zona que se encuentra suspendido. Hacemos patente nuestro compromiso ineludible de trabajar con responsabilidad y capacidad como siempre lo hemos hecho, velando por la seguridad de los usuarios y por la mejora del servicio de transporte que brinda el Metro de la Ciudad de México”.

Cabe destacar que las demandas por presupuesto suficiente para darle mantenimiento a las instalaciones y trenes del <sistema de Transporte Colectivo, tienen décadas y sin importar mucho el color de quienes nos gobiernan en la Ciudad de México, los presupuestos siempre han escatimado el dinero suficiente para que el Metro pueda seguir dando un servicio seguro y eficiente.

Finalmente es de destacar que los trenes como los que colapsaron el 7 de enero deben recibir mantenimiento mayor al llegar a 500 mil kilómetros, equivalentes a 12,500 vueltas  completas a la línea 1, lo que no ha sucedido más allá de un mantenimiento equivalente a menos del 50 por ciento de lo necesario, aun cuando 166 de los 394 trenes ya recorrieron un millón de kilómetros y no se les ha hecho ni siquiera una revisión general.

serieys@hotmail.com