Los vuelos de Estados Unidos quedaron en tierra o se retrasaron este miércoles cuando la Administración Federal de Aviación (FAA) se apresuró a solucionar una interrupción del sistema, y ​​se les dijo a los pasajeros que consultaran con las aerolíneas para obtener actualizaciones.

La FAA dijo que había ordenado en un inicio a las aerolíneas que detuvieran todas las salidas nacionales hasta las 9:00 horas (tiempo del este de EU) para permitir que la agencia valide la integridad de la información de vuelo y seguridad. Se permitió que los vuelos que ya estaban en el aire continuaran hacia sus destinos.

Cercano a esa hora, la FAA dijo en su cuenta de Twitter que las operaciones normales de tráfico aéreo se están reanudando gradualmente y se ha levantado el llamado a no despegar. Informaron que siguen investigando la causa del restraso, afirmando que estaban restaurando el sistema que alerta a los pilotos sobre peligros y cambios en las instalaciones y procedimientos del aeropuerto, que habían dejado de procesar información actualizada.

Se estima que mil 230 vuelos se retrasaron dentro, hacia o desde Estados Unidos a las 7:19 horas (del Este de EU, mostró el sitio web de seguimiento de vuelos FlightAware, sin citar razones. También se cancelaron otros 103 dentro, dentro o fuera del país.

La vocera de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, descartó que la falla de los vuelos en Estados Unidos sea un ciberataque, y que la FAA dará actualizaciones inmediatas sobre la reanudación de los vuelos. El presidente Joe Biden ya fue notificado del asunto.

«El presidente ha sido informado por el secretario de Transporte esta mañana sobre la interrupción del sistema de la FAA. No hay evidencia de un ataque cibernético en este momento, pero el presidente ordenó al DOT que realizara una investigación completa sobre las causas. La FAA proporcionará actualizaciones periódicas», dijo la vocera de la Casa Blanca.

Las acciones de las aerolíneas estadunidenses cayeron en las operaciones previas a la comercialización del miércoles. Southwest Airlines bajó un 2.4%, mientras que Delta Air Lines Inc, United Airlines y American Airlines bajaron alrededor de un 1%.

Un NOTAM es un aviso que contiene información esencial para el personal relacionado con las operaciones de vuelo, pero que no se conoce con la suficiente antelación como para publicarla por otros medios. La información puede tener hasta 200 páginas para vuelos internacionales de larga distancia y puede incluir elementos como cierres de pistas, advertencias de peligro de aves y obstáculos de construcción.

United Airlines dijo que había retrasado temporalmente todos los vuelos nacionales y que publicaría una actualización cuando supiera más de la FAA. Lufthansa y Air France de Alemania dijeron que continuarían operando vuelos hacia y desde Estados Unidos, mientras que la aerolínea francesa dijo que estaba monitoreando la situación.

El Aeropuerto Internacional de Austin-Bergstrom dijo en Twitter que las paradas en tierra en todo el país estaban causando retrasos. Una parada en tierra es una medida de control del tráfico aéreo que reduce la velocidad o detiene un avión en un aeropuerto determinado. En un aviso anterior en su sitio web, la FAA dijo que su sistema NOTAM había «fallado», aunque éstos son emitidos antes de la interrupción aún se podían ver.

Un total de 21 mil 464 vuelos están programados para salir de los aeropuertos de Estados Unidos el miércoles con una capacidad de carga de casi 2.9 millones de pasajeros, según muestran los datos de Cirium. American Airlines tiene la mayor cantidad de salidas desde aeropuertos de Estados Unidos con 4 mil 819 vuelos programados, seguida por Delta Air Lines y Southwest Airlines.

Fuente: reuters