El futbolista francés Benjamin Mendy fue declarado no culpable de seis violaciones y de una agresión sexual el viernes por la justicia británica, pero será juzgado de nuevo por dos acusaciones de violación y de intento de violación para las cuales el jurado no alcanzó un veredicto.

Durante el anuncio de la decisión, el jugador del Manchester City, de 28 años, se llevó las manos a la cara y se balanceó ligeramente de delante hacia atrás.

Al término de los 14 días de deliberación del tribunal de Chester, al norte de Inglaterra, el jurado le absuelve de seis violaciones y de una agresión sexual sobre cuatro mujeres. Pero no logró alcanzar un veredicto sobre una séptima acusación de violación y de un intento de violación.

Por ello, Benjamin Mendy será juzgado de nuevo a partir del 26 de junio por esos cargos, anunció el juez Steven Everett.

El defensa internacional francés, suspendido desde hace más de un año por su club Manchester City, había comparecido desde principios de agosto en la corte de Chester. Acusado de siete violaciones, de un intento de violación y de una agresión sexual, se enfrentaba a cadena perpetua.

El también acusado Louis Saha Matturie (sin vínculo con el exjugador Louis Saha), presentado como su cómplice, fue declarado no culpable de tres acusaciones de violación y el jurado no alcanzó un veredicto para otras tres acusaciones de violación y tres de agresión sexual.

En la audiencia, la acusación presentó a Benjamin Mendy como un “depredador”, que habría abusado de víctimas “vulnerables, aterrorizadas y aisladas”.

El futbolista desmintió haber sido “un peligro para las mujeres”, asegurando haber tenido solo relaciones sexuales consentidas.

Vencedor de la Copa del Mundo de 2018 con la selección de Francia, Mendy entró en prisión a finales de agosto de 2021 y pasó más de cuatro meses en detención preventiva.

Liberado a principios de enero de 2022, fue puesto bajo control judicial a la espera de su juicio.

Benjamin Mendy se convirtió en el defensa más caro de la historia en 2017 cuando el Manchester City pagó 52 millones de libras (cerca de 61,4 millones de euros al cambio actual) al Mónaco por sus servicios.

Fuente: AFP