Para impulsar el desarrollo de un proceso electoral íntegro en la renovación de la gubernatura del Estado de México, el Instituto Electoral del Estado de México, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el Instituto Nacional Electoral (INE), el Tribunal Electoral del Estado de México, así como partidos políticos locales y el gobierno de la entidad, firmaron el Acuerdo por la Integridad Electoral para el Proceso Electoral 2023.

Los firmantes de este pacto se comprometen a respetar las leyes; apegarse a los principios democráticos; contribuir a la celebración de procesos electorales auténticos, profesionales, imparciales y transparentes, así como a procesar las diferencias a través de los cauces institucionales y pacíficos; tutelar el voto como el principio bajo el cual se expresa la voluntad ciudadana; garantizar reglas equitativas y abstenerse de realizar actos que afecten las condiciones de libertad. Además, garantizan mostrar una abierta disposición al escrutinio público; promover el pleno ejercicio de los derechos garantizando la no discriminación y procurando la inclusión, colaborar para mitigar la violencia en todas sus expresiones y eliminar las malas prácticas porque afectan la dignidad y autonomía de las personas.

En su intervención, la consejera presidenta del Instituto Electoral del Estado de México, Amalia Pulido Gómez, expresó que en la antesala de la elección local más grande que jamás haya tenido nuestro país, es de celebrar que se conjunten todas las fuerzas políticas en torno a un objetivo común: lograr una elección ejemplar que alcance niveles óptimos de integridad electoral.

Manifestó que hablar de integridad electoral refiere al compromiso de lograr una contienda basada en los principios democráticos de sufragio universal y equidad política, reflejados en estándares y acuerdos internacionales. La elección debe ser conducida con profesionalismo, imparcialidad y transparencia a lo largo de todo el ciclo electoral, apuntó.

El magistrado presidente del TEPJF, Reyes Rodríguez Mondragón, aseguró que en México se ha construido un régimen para garantizar elecciones libres, limpias, transparentes y competitivas, pero aún persisten las malas prácticas que afectan la integridad electoral y que preocupan a la ciudadanía, situación que limita la efectividad y legitimidad de la democracia. Sin embargo, afirmó, el Tribunal Electoral ha trazado un nuevo rumbo para garantizar la libertad de las y los votantes, estableciendo criterios más firmes para combatir estas malas prácticas.

Sostuvo que el Tribunal Electoral resolverá oportunamente, con imparcialidad e independencia, las controversias que resulten de este proceso electoral en el Estado de México y protegerá el voto libre de la ciudadanía. Señaló que el TEPJF, como parte de su compromiso por convicción y en concordancia con este acuerdo, juzga bajo la perspectiva de integridad electoral; es decir, dijo, que en la aplicación de la ley se promoverán soluciones que favorezcan los principios democráticos, tutelando en todo momento los derechos político-electorales de la ciudadanía y su libre voluntad.

Por su parte, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que para que las elecciones sigan siendo creíbles y cumplan con su función civilizatoria es indispensable que las autoridades gubernamentales, instituciones públicas y los medios de comunicación se comprometan a respetar las reglas y no enrarezcan el contexto de las contiendas electorales.

«Con este acuerdo, buscamos que quienes están involucrados en las elecciones en el Estado de México: contendientes, autoridades e integrantes de los poderes locales, se comprometan públicamente a respetar las reglas del juego democrático y honren sus convicciones democráticas, además de que, quienes compitan por la gubernatura, lo hagan sin trampas, sin enrarecer la contienda con información falsa y respetando la voluntad de las y los votantes emitida en las urnas».

A su vez, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza garantizó que, como titular del Poder Ejecutivo estatal, se compromete a atender a instituciones electorales, partidos políticos y organizaciones ciudadanas, con apertura y generar las condiciones necesarias para dar certeza y seguridad a la sociedad mexiquense que el próximo 4 de junio acudirá a las urnas a emitir su voto para la elección de la gubernatura del Estado de México.

«Como Ejecutivo Estatal, y con pleno respeto al proceso electoral, nos comprometemos a atender con apertura a instituciones electorales, organizaciones ciudadanas y partidos políticos, y a generar las condiciones de gobernabilidad, estabilidad que den certeza a la voluntad ciudadana, así como el respeto a este importante proceso para nuestro estado y para nuestro país», recalcó.

En su momento, Leticia Victoria Tavira, magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Estado de México, aplaudió la firma del Acuerdo por la Integridad y destacó que en el proceso electoral en dicha entidad más de 12.5 millones de mexiquense serán convocados a asistir a las urnas para renovar la gubernatura.

Este compromiso, dijo, fortalece el Estado de derecho, en aras de que las y los mexiquenses elijan de manera libre y directa a la representación popular de su entidad. Asimismo, añadió, convoca a nutrir con decoro y honorabilidad la conducta de quienes participan en el desarrollo del proceso electoral.

El acuerdo fue firmado por los presidentes estatales del PAN, Anuar Azar Figueroa; del PRI, Eric Sevilla Montes de Oca; del PRD, Agustín Ángel Barrera Soriano; el representante de Movimiento Ciudadano, Luis Antonio León Delgadillo, así como por los líderes estatales de Morena, Martha Guerrero Sánchez; del PT, Norberto Morales Poblete; del PVEM, José Alberto Couttolenc Buentello, y de Nueva Alianza, Mario Alberto Cervantes Palomino.

En la firma de este acuerdo, que fue signado también por representantes de la sociedad civil, estuvieron presentes las Consejeras y el Consejero Electoral, además representantes del Poder Legislativo, Ejecutivo y Judicial de la Entidad de las Magistraturas Electorales, diputaciones, titulares de órganos autónomos, representantes de partido y ciudadanía interesada.