El Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (CONAVE), de la Secretaría de Salud federal, emitió un Aviso Epidemiológico por la rabia humana. 

Fue el pasado viernes 20 de enero cuando la institución dio a conocer la alerta a «todas las unidades médicas de primer, segundo y tercer nivel de atención, Unidades de Vigilancia Epidemiológica Hospitalaria y miembros de la Red Nacional de Laboratorios de Salud Pública (RNLSP)».

Ello, debido a que, presuntamente, se analizan 12 posibles contagios de ese virus en Sonora y Oaxaca

En el aviso, detalló la situación epidemiológica de la rabia humana, la cual, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene una letalidad de casi el 100%.

Asimismo, el CONAVE recordó que este virus es responsable de más de 60 mil defunciones anuales a nivel mundial.

Ante este contexto, precisó que la rabia humana puede manifestarse en forma furiosa o paralítica. Provoca, entre otros síntomas, dolor neuropático, encefalitis, lapsos de lucidez y delirio, convulsiones, parálisis de nervios craneales, músculo cardiaco y músculos respiratorios.

Suele causar la muerte dentro de los 7 a 10 días posteriores a la presentación del primer síntoma.

El Comité refirió a las unidades médicas que, para un diagnóstico, se necesitan muestras de impronta de córnea por Inmunofluorescencia Directa (IFD); biopsia de cuero cabelludo, muestra de saliva recolectada con hisopo y líquido cefalorraquídeo por RT-PCR; y muestra de tejido nervioso (encéfalo, médula espinal, asta de Ammon y cerebelo).

Asimismo, recordó que no existe tratamiento específico para la rabia humana, por lo que, ante un riesgo grave de exposición, se recomienda iniciar esquema de aplicación de vacuna antirrábica humana e inmunoglobulina antirrábica; y ante un riesgo leve, se recomienda un esquema solo con vacuna antirrábica humana.