La nueva refinería que aún está en construcción en el sureste de México y con la que el presidente Andrés Manuel López Obrador espera contar para alcanzar la “soberanía energética”, comenzará a procesar petróleo en julio del 2023, aseguró la secretaria de Energía, Rocío Nahle.

El controversial proyecto de infraestructura, cuyo costo ha más que duplicado el presupuesto inicial de 8,000 millones de dólares, fue anunciado para arrancar el año pasado. Sin embargo, fue inaugurado en julio sin haber sido concluido y el gobierno federal dijo que arrancaría pruebas y conexiones en diciembre pasado.

En unas breves declaraciones a medios el lunes por la noche, a la salida de una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador, Nahle anunció que la refinería en Dos Bocas (Tabasco) tendrá su primera carga el 1 de julio.

“Vamos muy bien”, aseguró al ser consultada sobre si la refinería Olmeca, que tendrá una capacidad para procesar 340,000 barriles por día (bpd), estaría procesando su primer barril de crudo en julio.

El presidente López Obrador ya había anunciado desde su conferencia matutina el 6 de diciembre de 2022, que es una “obra magna” y no hay en el mundo una obra así, una refinería así. La más grande se construyó hace 6 años en la India, pero de las últimas esta es la más importante en el mundo”. Mencionó que se hizo en un tiempo récord y que esperaba que la pudieran tener lista a mediados del 2023.

La obra ha sido duramente criticada por opositores y especialistas del sector energético, quienes consideran que no producirá combustibles en el corto plazo y constituye un capricho costoso del mandatario, un nacionalista en materia energética.

La gigante estatal Pemex busca elevar su producción de crudo, que ronda 1.7 millón de bpd, para destinar más hidrocarburo a la refinación local con miras a lograr el plan de López Obrador de lograr la autosuficiencia en gasolinas.

Con ese objetivo, además de la refinería en Tabasco, Pemex adquirió a su socia, la angloholandesa Shell, su 50% de una planta en Deer Park, Texas, y lanzó un programa de rehabilitación de sus seis refinerías en México.

En su conferencia de este lunes 23 de enero, López Obrador insistió en que México tendrá “autosuficiencia energética” gracias a Dos Bocas y la modernización de las seis refinerías.

Fuente: Reuters