El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, garantizó el respaldo consular para las familias de los dos mexicanos muertos, a fin de repatriar sus cuerpos y la atención médica a uno más lesionado, luego del tiroteo registrado en la localidad de Half Moon Bay ubicada en el condado de San Mateo, California.

En entrevista, tras encabezar la entrega de la memoria histórica al Archivo General de la Nación de la participación de México en la Expo 2020 Dubái, el canciller señaló que desde que se conoció de esta agresión cometida al interior de una granja por parte de un sujeto de origen chino, los consulados en San Francisco y San José acercaron personal consular al lugar de los hechos y en el hospital de Palo Alto donde permanece el herido.

“Desde el día 23 se activó un seguimiento, dos (de las víctimas) tienen nacionalidad mexicana, por desgracia y les hemos estado apoyando a través del consulado. Estamos en contacto con doce adultos y siete menores que son familiares y les vamos a apoyar en todo lo necesario.

“Desgraciadamente, en Estados Unidos tenemos activado esto permanentemente porque es casi diario que hay ese tipo de balaceras”.

Las autoridades del condado de San Mateo identificaron a Zhao Chunli, de 67 años, como el hombre que disparó contra los trabajadores.

Ebrard señaló que frente a los constantes hechos de agresiones armadas en el país vecino, la red consular mexicana tiene activo un plan de atención inmediata para apoyo en caso de que se vean involucrados nuestros connacionales.

“Entonces, los consulados tienen la instrucción, el primer objetivo cuando sucede es ubicar si hay mexicanas o mexicanos afectados. Segundo, tenemos que buscar a la familia; tercero tenemos que apoyar si la victima esta en un hospital que la atiendan como es debido, lo más rápido posible y si desgraciadamente, perdió la vida como es el caso, tenemos que hacer todo el apoyo a la familia para trasladar los restos y que no queden impunes este tipo de delitos”.

En este sentido, el secretario Ebrard recordó el caso del tiroteo de odio en una tienda comercial de El Paso, Texas, en agosto de 2019, cuando fueron asesinados siete mexicanos. Al respecto, dijo que siguen pendientes del asunto porque esta semana pasada se dio a conocer que el responsable Patrick Crusius habría aceptado declararse culpable a cambio de que los fiscales federales no pidieran la pena capital como castigo.

Fuente: excelsior