Esta noche mediante un informe el vocero de la Fiscalía de la Ciudad de México, Ulises Lara, informó que la joven María Ángela, quien fue reportada como desaparecida del paradero Indios Verdes, se ausentó por su propia voluntad.

Mostrando un seguimiento de cámaras mostraron los pasos que siguió la adolescente de 16 años localizada en Nezahualcóyotl.

Relató:

Agradezco su presencia en este mensaje a la ciudadanía, en el que les daré a conocer los resultados de la investigación llevada a cabo por esta Fiscalía General de Justicia con motivo de la ausencia y localización de la adolescente María Ángela.

Una vez más, expresamos, a nombre de esta Fiscalía General de Justicia, nuestro más amplio respeto a la adolescente y a su familia.

Luego de una exhaustiva investigación a cargo de la Fiscalía de Personas Desaparecidas, en la que participaron agentes de la Policía de Investigación, personal ministerial, peritos, el Grupo Especial de Búsqueda, Reacción e Intervención, GEBRI, y la Comisión Local de Búsqueda, fue posible establecer que la ausencia de la adolescente fue voluntaria y no fue víctima de algún delito durante el tiempo en que permaneció ausente.

Hago a ustedes mención que dicha indagatoria incluyó un análisis a fondo de diversos materiales en video, redes sociales, entrevistas, dictámenes periciales y recorridos en campo.

A continuación, presentamos a ustedes una línea de tiempo que muestra claramente lo ocurrido desde que la menor de edad se ausentó en el Centro de Transferencia Modal de Indios Verdes hasta que fue ubicada en el municipio de Nezahualcóyotl, en el Estado de México.

Al denunciar la ausencia de su hija, la madre de la menor señaló que el 19 de enero se dirigió en compañía de ella, a las oficinas de una institución educativa, ubicadas en Taxqueña.

Durante el trayecto, la denunciante acudió a un sanitario ubicado en Avenida de los Insurgentes Norte en la colonia Residencial Zacatenco, en la alcaldía Gustavo A. Madero, donde su hija aguardó al exterior y posteriormente la escuchó hablarle, pero al salir y no verla, solicitó ayuda de policías para localizarla.

Ese mismo día por la noche, como se aprecia en una secuencia de videos y se encuentra asentado en la declaración ministerial de varios testigos, la adolescente arribó al campamento de un colectivo, ubicado en inmediaciones del Palacio de Bellas Artes.

Ahí, como lo señalaron en su entrevista, le brindaron apoyo al pensar que se trataba de una persona perdida, luego de que les solicitó ayuda para dormir y recibió asilo por parte de una de las integrantes en un domicilio ubicado en la colonia Juárez Pantitlán, en Nezahualcóyotl, Estado de México.

Al día siguiente, 20 de enero, volvieron al campamento ubicado en la zona de la Alameda Central, donde la adolescente permaneció la mayor parte del día y realizó algunos desplazamientos por inmediaciones del lugar.

Posteriormente se trasladó, como se puede apreciar en la secuencia que presentamos, junto a una integrante del grupo, al domicilio del Estado de México, donde pasó la noche e incluso se le facilitó ropa para tal fin.

El 21 de enero, regresaron al campamento. Más tarde, las testigos, como se señala en sus declaraciones ministeriales, se percataron que se trataba de una joven ausente que era buscada por redes sociales, por lo que entablaron contacto con la Comisión Local de Búsqueda para referir lo anterior.

Minutos después, posiblemente al darse cuenta que dichas personas ya tenían conocimiento de su identidad, la menor de edad les refirió que acudiría a la zona de fuentes de la Alameda, donde la buscaron, pero ya no la encontraron.

Horas más tarde, una de las integrantes del colectivo recibió un mensaje de un teléfono celular desconocido donde la menor le informaba que se encontraba bien.

Una vez que equipos de investigación realizaron recorridos en inmediaciones del sitio donde fue ubicada, pudo establecerse contacto con la encargada de un establecimiento, a la que la adolescente le solicitó que le apoyara con un teléfono celular desde el cual envío el mensaje referido.

Es importante mencionar que, durante su estancia en el campamento, la joven refirió a una de las integrantes, que tenía la intención de visitar a una persona en un domicilio localizado en las inmediaciones del sitio donde fue ubicada en el municipio de Nezahualcóyotl.

Con esta investigación, que incluyó revisiones médicas, psicológicas y periciales a la adolescente, pudo establecerse plenamente y con elementos contundentes, que la menor no presentaba ningún daño y que su ausencia no tuvo relación alguna con la comisión de algún delito.

Como lo señalamos en días pasados, el Ministerio Público no tiene documentado ningún caso en el que alguna niña, adolescente o mujer haya sido privada de su libertad en esa zona y no se cuenta con registro de ilícitos de este tipo en inmediaciones del Centro de Transferencia Modal de Indios Verdes o zonas aledañas.

Por ello insistimos en hacer un llamado a la ciudadanía a no prestar atención a falsas versiones o rumores sobre la presencia de una banda o grupo delictivo que opere en la zona con ese modus operandi.

Esta Fiscalía continúa fortaleciéndose y orienta su actuación a la consecución de una procuración de justicia que garantice el acceso oportuno y efectivo a la misma para niñas, niños y adolescentes, con lo que reitera su prioridad a la atención de las víctimas con enfoque diferencial y especializado.