La justicia rusa impuso dos meses de detención provisional al periodista del diario The Wall Street Journal, Evan Gershkovich, acusado de «espionaje», un caso sin precedentes en la historia reciente del país, que provoca «preocupación» en Estados Unidos. La detención del periodista estadunidense se produce en un contexto de represión contra la prensa en Rusia, que se ha intensificado desde el inicio de la ofensiva contra Ucrania.

El servicio federal de seguridad ruso (FSB) anunció el jueves que el reportero fue detenido en Ekaterimburgo, a más de mil 700 km al este de Moscú, por sospechas de «espionaje». No se ha precisado cuándo tuvo lugar el arresto. Gershkovich, de 31 años, se declaró no culpable de las acusaciones, según la agencia oficial rusa TASS.

Las autoridades lo detuvieron de manera provisional hasta el 29 de mayo, aunque la fecha podrá extenderse a la espera de un posible juicio. Según Tass, el caso ha sido clasificado como «secreto», lo que restringe la publicación de información al respecto.

El servicio federal de seguridad ruso acusa al reportero de «espiar para el gobierno estadounidense» y de haber recabado información «sobre una empresa del complejo militar-industrial» ruso. El delito de espionaje está castigado en Rusia con penas de entre diez y veinte años de prisión, según el artículo 276 del código penal.

Biden pide a Rusia la liberación del periodista Evan Gershkovich

El presidente de Estados Unidos reclamó a las autoridades de Rusia que liberen al periodista. «Dejen que se marche», ha dicho a su salida de la Casa Blanca tras ser interrogado por los periodistas presentes. Horas antes, el Kremlin resaltó que los periodistas extranjeros «no hacen frente a restricciones» y afirmó que Gershkovich «fue detenido in fraganti«.

El periodista habría estado recabando informaciones sobre el Grupo Wagner, propiedad del oligarca Yevgeni Prigozhin, cercano al presidente ruso, Vladimir Putin, y que ha enviado mercenarios a Ucrania. El último artículo de Gershkovich publicado por ‘The Wall Street Journal’ data del 28 de marzo bajo el titular ‘La economía de Rusia está comenzando a desmoronarse’.

Gershkovich trabajó previamente para la agencia de noticias AFP y el diario ruso The Moscow Times. Asimismo, ha publicado en The New York Times. Gershkovich habla perfectamente ruso; su familia emigró de Rusia a Estados Unidos cuando era niño.

Fuente: AFP y Europa Press