La senadora priísta Claudia Ruiz Massieu solicitó a la Secretaría de Relaciones Exteriores las medidas tomadas por el gobierno federal para atender a los migrantes retenidos en México.

A través de un punto de acuerdo, la legisladora pidió que “la Secretaría de Relaciones Exteriores informe a este órgano de representación popular respecto de las medidas que se implementarán para atender a los migrantes extranjeros detenidos en nuestro país producto de la aplicación del denominado Titulo 42 por las autoridades de los Estados Unidos de América, así como la estrategia a implementar ante la llegada de migrantes provenientes de Centroamérica y el Caribe que recibirá nuestro país a la luz de la entrada en vigor del llamado Título 8”.

Además, requirió la asistencia del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores y del Comisionado del Instituto Nacional de Migración a una reunión de trabajo para conocer a detalle “el impacto para nuestro país de la aplicación del Título 8 por parte de las autoridades migratorias de los Estados Unidos de América, así como los remanentes de la puesta en marcha del Título 42”.

En el documento la senadora expuso que el 11 de mayo culminó la vigencia del título 42 mediante el cual Estados Unidos de América expulsaba de manera inmediata a las personas migrantes que pretendían ingresar, evitando que puedan pedir asilo, bajo el argumento de evitar la propagación del virus del SARS-CoV-2 durante la emergencia sanitaria mundial. La criticada medida significó la expulsión de poco más de 2.7 millones de migrantes, así como la continua violación a uno de los derechos en materia migratoria protegido por el derecho internacional. Si bien el término de su aplicación pudiera presentar alguna esperanza para los miles de migrantes que se encuentran en espera de poder solicitar su ingreso, no existe un plan migratorio tanto por parte de México como de los Estados Unidos para atender la crisis que se padece en la frontera norte de nuestro territorio.

“A pesar de la promulgación de las nuevas normas en materia migratoria, éstas no proveen de una estrategia clara para contener los flujos migratorios que han hecho entrar en crisis a la frontera norte de México, la cual puede incrementarse ante la percepción de los migrantes de que ante el término del Título 42 se les permitirá el ingreso. Tan solo en la semana del 8 al 12 de mayo, se detuvieron más de 10 mil migrantes en la frontera norte”, agrega el punto de acuerdo.

Hasta el momento, refiere, el gobierno mexicano no ha informado de las acciones a realizar por parte de las autoridades mexicanas y de los Estados Unidos para atender a los migrantes que serán enviados a territorio nacional derivado de la aplicación del nuevo Título 8, así como los que fueron deportados por el anterior Titulo 42.

La propuesta de la senadora Ruiz Massieu se turnó a la Segunda Comisión de la Comisión Permanente.