cafeEl Senado de la República solicitó a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) que extienda el apoyo a los productores cafetaleros que han sido afectados por la plaga conocida como “roya anaranjada”, hongo que ataca los cultivos de la planta de café.

 

Los legisladores pidieron que se facilite la adquisición de plantas resistentes a este hongo, así como implementar y fortalecer de manera permanente el Programa de Renovación de Cafetales y Acompañamiento Técnico, con el propósito de recuperar la productividad de las regiones productoras de este grano.

 

Durante el año 2013 se registraron pérdidas de más de 70 mil hectáreas en 20 municipios de Chiapas a causa de la plaga y fueron afectados 30 mil productores, principalmente en la zona del Soconusco.

 

Cabe mencionar que México ocupa el sexto lugar a nivel mundial en producción de café y Chiapas registra el 50 por ciento de la producción a nivel nacional. La superficie sembrada ocupa aproximadamente 690 mil hectáreas, con una producción de granos de excelente calidad. Gracias a su topografía, altura, clima y suelo, nuestro país cultiva variedades clasificadas entre las mejores del mundo.

 

La solicitud de los senadores también contempla que los recursos que se destinen a los productores se apliquen con transparencia y se instrumente una serie de mecanismos de verificación y seguimiento que fomenten el uso adecuado del presupuesto y los proyectos.

 

La senadora del Partido Revolucionario Institucional, Itzel Sarahí Ríos de la Mora, enfatizó la necesidad de apoyar a los cafeticultores, pues ocupan uno de los principales lugares de producción de grano.

 

Tan sólo en 2013, dijo, se produjo un millón 257 mil 982 toneladas de café con un valor aproximado de más de seis millones de pesos.

 

Su compañero de bancada, senador José Francisco Yunes Zorrilla indicó que es indispensable que se atienda la demanda de quienes viven de este sector, ya que está dirigida a los más desprotegidos y en condiciones de mayor vulnerabilidad.