casasLa Cámara de Senadores aprobó una reforma para que los beneficiarios de créditos dirigidos a vivienda de interés social, adquieran una casa que reúna las condiciones mínimas de calidad que permitan una sana convivencia familiar.

Con 84 votos a favor, el Senado propuso ampliar el concepto de vivienda digna y decorosa establecida en la Ley de Vivienda, incluyendo los conceptos de espacios habitables y auxiliares como indispensables para garantizar una mejor calidad de vida.

Para propiciar condiciones dignas de vida a sus habitantes, se destaca en el dictamen, las viviendas deben cumplir con las disposiciones en materia de asentamientos humanos y las normas de construcción, así como con el acceso a servicios públicos básicos y contar con un espacio mínimo que atienda las necesidades de privacidad y propicie la convivencia y el esparcimiento de la familia.

“Una vivienda digna requiere de espacios habitables y espacios auxiliares, propicios para el descanso, la convivencia, el trabajo y la higiene, así como la circulación de sus habitantes”, consideraron los senadores.

La finalidad de la reforma, reiteraron, es terminar con el hacinamiento, un problema social vinculado por lo general a la pobreza, que se presenta cuando dos o más personas comparten un solo cuarto, pero que puede extenderse al espacio físico total de la vivienda, impidiendo que la familia realice adecuadamente sus actividades.

Así, en el artículo 4 se establece que las viviendas deberán contar con espacios habitables, definidos como el lugar donde se desarrollan actividades de reunión o descanso, que cuenten con las dimensiones mínimas de superficie, altura, ventilación e iluminación natural, además de contar, como mínimo, con un baño, cocina, estancia, comedor y dos recamaras.

También se anexan los espacios auxiliares, es decir donde se desarrollan actividades de trabajo, higiene y circulación; y se puntualiza que deben tener las características y condiciones mínimas necesarias que establezcan las leyes y las normas oficiales mexicanas.

El dictamen se envió a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales.