fernando mayans cEl senador perredista Fernando Mayans Canabal planteó reformas en favor de ex trabajadores adscritos bajo leyes ya derogadas y que por haber perdido su conservación de derechos pensionarios no gozan de remuneración a forma de apoyo.

El legislador presentó una iniciativa para garantizar la preservación del derecho a pensión para personas mayores de edad adscritas a los distintos regímenes de seguro social.

Expuso que las múltiples modificaciones a la Ley del Seguro Social en materia de pensiones y la situación social a nivel nacional han dificultado el acceso de ese sector al programa.

Mayans indicó que en México son mínimas las posibilidades que tienen las personas en ese rango de edad de ejercer una labor remunerada, lo que les impide inscribirse o volver al régimen obligatorio del Seguro Social y, por tanto, recibir atención médica y una pensión.

Para ser acreedor a ese derecho la ley establece a quienes cuenten con al menos 60 o 65 años de edad, según sea el tipo de pensión, y comprueben como mínimo 500 semanas de cotización.

El perredista expuso que una cuestión igual de importante es la problemática que aflige a ex trabajadores que se encuentran adscritos bajo leyes ya derogadas y que por haber perdido su conservación de derechos pensionarios no gozan de remuneración a forma de apoyo.

De ahí que con esa reforma se busca garantizar que a las personas en esa situación que cuenten con 65 años o más se les reconozca el derecho a pensión de vejez sin algún otro requisito más que los ya establecidos por la Ley de Seguro Social.

Con ello tampoco tendría necesidad de volver a cotizar al Instituto para que se les valide el tiempo cubierto por cotizaciones anteriores, en caso de haberlas cumplido.

Fernando Mayans subrayó que con esas modificaciones se pretende asegurar el acceso de los trabajadores bajo regímenes derogados a una pensión de vejez y a optar por el esquema de pensiones que a sus intereses convenga.

El presidente de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados argumentó que de aprobarse esa iniciativa “estaríamos contando con un mecanismo de protección social que nos prepara para el futuro del país, donde la mayor parte de su población se encontrará en la etapa de la vejez”.

Hizo énfasis en que de esa manera “se busca ampliar la protección social a uno de los grupos más vulnerables de nuestra sociedad que, por su edad y condición de desempleo, se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad y desventaja”.