Alma Carolina Viggiano AustriaLa violencia en cualquiera de sus manifestaciones es un problema que afecta a muchas personas en nuestro país pero especial atención merecen las mujeres quienes a lo largo de su vida son víctimas de ella en los diferentes ámbitos en los que se desarrollan como el hogar, la escuela, el trabajo o al recibir algún servicio público o privado.
 
Este problema tiene un nombre, se trata de la violencia de género que se manifiesta como violencia física, psicológica, sexual, económica o patrimonial. Muchas de las acciones generadoras de violencia, por costumbre y por cultura, pasan inadvertidas y un buen número de mujeres han asumido como “normal”  sus efectos.
 
Tal perspectiva no debe ser aceptada, ni fomentada, por el contrario, debemos promover un cambio de mentalidad que haga posible la equidad de género en todos los ámbitos y, como consecuencia, tendremos hogares en paz, mujeres más felices y exitosas, lo mismo que un país más próspero y a la vanguardia.
 
Para hacer frente a este problema el Gobierno de la República ha promovido la creación de los Centros de Justicia para las Mujeres. Actualmente existen un total de 17 distribuidos en diferentes estados de la república.
 
La  principal función de los Centros de Justicia para las Mujeres consiste en concentrar a las instancias gubernamentales, del poder judicial y la sociedad civil para brindar servicios de manera coordinada y bajo un mismo techo a mujeres víctimas de violencia y a sus hijas e hijos, para facilitarles el acceso a la justicia favoreciendo que inicien un proceso de autovaloración que les lleve a detener la violencia que viven, para ello se les proporcionan servicios integrales que necesitan para  tomar ciertas decisiones y así contar con un nuevo proyecto de vida para ellas y su entorno familiar.
 
De acuerdo con el Banco Nacional de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres, creado a partir de la publicación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en todo el país se han registrado 85 mil 700 casos de violencia contra las mujeres, de los cuales se ha detectado que 32 mil 700 personas son hombres agresores y alrededor de 2 mil mujeres agresoras.
 
Como es de advertirse, los hombres son los principales generadores de violencia sin embargo también algunas mujeres en ciertas situaciones son promotoras de este mal que nos aqueja como sociedad e impide que desarrollemos todo nuestro potencial humano.
 
La comisión nacional para la atención de la violencia contra las mujeres dependiente de la Secretaria de Gobernación,  continua con la creación de estos Centros de Justicia para las Mujeres para promover la equidad de género y el empoderamiento de las mujeres, es un paso importante para nuestro país y una acción del gobierno del Presidente de la República que debemos aplaudir y  sobre todo, si usted conoce a alguien o usted es víctima debe acudir a estos Centros para solicitar los servicios profesionales, especializados y gratuitos que en ellos se brinda, porque la violencia sólo termina cuando ponemos un alto.
Alma Carolina Viggiano Austria
twitter @caroviggiano