POR JORGE VELÁZQUEZ
*PANISTAS CONTRA MUNÍCIPES PANISTAS
A PESAR DE LOS BUENOS números en materia turística que llevaron al cierre del año pasado a 20 mil millones de dólares, la firma de la Cruzada por la Capacitación Turística, entre la Secretaría de Turismo y diversas instituciones, como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), reveló que falta mucho por hacer. A estas alturas, de acuerdo a Pablo Azcárraga Andrade, Presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), México debería captar a 50 millones y no a los 35 millones de turistas actuales y no se hace por la falta de infraestructura.
Y en ello este líder tiene mucha razón. Desde la falta de señalamientos a los lugares turísticos que lleven no a Cancún o Acapulco, sino a decenas de pueblos mágicos, hasta las carreteras y caminos inservibles, llenos de baches y ahora, también, de altísima inseguridad, son causa de que un país con turismo de todo tipo no capte el número de visitantes que lo coloque en los tres primeros lugares del mundo.
Si a ello se agrega la ausencia de dirección de gobernadores que, como Carlos Joaquín González en Quintana Roo, se empeñan en que el gobierno federal les haga todo el trabajo de publicidad y de difusión, mientras ellos duermen en sus laureles, la situación es todavía más crítica.
El ejemplo más claro de lo que dijo el presidente del CNET, lo reveló, de nueva cuenta, el sismo de la semana pasada en Oaxaca, un Estado riquísimo por donde le quiera ver, estimado lector: tiene playas paradisiacas, pesca, minería, gastronomía, lugares considerados patrimonio de la humanidad y un etcétera interminable; pero junto a ello, de la población más pobre del país cuyas casas y caminos, por los ínfimos materiales, reventaron cuales cascarones de huevo aplastador poa la furia de la tierra.
Eso sí, los gobernadores Alejandro Murat, Gabino Cue, Ulises Ruiz, José Murat, Diódoro Carrasco,  Heladio Ramírez, Jesús Martínez Álvarez, viven en la opulencia y en la riqueza junto con sus familias. ¿El pueblo?, ¡el pueblo que se friegue!
La falta de infraestructura de todo tipo hace que Oaxaca y decenas de Estado sepan del turismo y del turista, pero solo de su presencia en otros lugares.
CRASO ERROR DE LA SUBSECRETARIA DE Planeación y Política Turística de la Sectur, Teresa Solís Trejo, que ante los politécnicos encabezados por su director, Enrique Fernández Fassnacht, pioneros en la preparación de los expertos en turismo en su Escuela Superior desde hace 43 años, haya llevado un estudio de ¡la Universidad Anáhuac!, para dar a conocer lo que ya todo el mundo sabe: los datos y cifras de esta actividad durante 2016. Dijo “… con base en un estudio de la Universidad Anáhuac si México no tuviera turismo, se perdería el 8.7% de su economía, su balanza de pagos tendría 20 mil millones de dólares menos de ingresos, casi 2 millones de mujeres y 17% de jóvenes estarían en el desempleo. Por eso el turismo en México es ejemplo de que predecir el futuro es construirlo, y el secretario Enrique de la Madrid nos ha encargado poner atención especial en la capacitación a los jóvenes, a quienes les va a tocar un mundo diferente. La única manera de que un amplio número de jóvenes sea una ventaja y no un lastre es que los eduquemos y les demos empleos productivos”.  Y sus palabras provocaron que más de una decena de politécnicos movieran la cabeza. Se extrañó la presencia del secretario, Enrique de la Madrid Cordero, quien tuvo que acudir a Oaxaca para coordinar actividades de ayuda a la población.
Y EN ESE CONTEXTO, EL DIRECTOR GENERAL  del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, señaló que el convenio firmado fortalecerá al sector turístico, el cual realiza una aportación importante a la economía nacional y ha contribuido al fortalecimiento de la competitividad en el escenario mundial. “En el marco de este evento el IPN junto con otras instituciones han dado inicio a una colaboración con la Sectur que estamos convencidos redundará en el fortalecimiento de las políticas públicas en el ámbito turístico. Las instituciones de educación superior en el quehacer gubernamental, la formación de profesionistas y la generación de conocimiento contribuyen al desarrollo de México”, recalcó el director del IPN previo a la firma de los documentos de este acuerdo.
UN VIEJO EDITOR DE UN DIARIO tenía la mala o buena costumbre de publicar foto y texto de quienes dejaban de laborar en esa casa editorial.
De esa manera no sólo exhibía al reportero o “seudoperiodista” que en nombre del medio pretendían cobrar facturas o dádivas de funcionarios de los distintos niveles de gobierno.
Sin embargo, lo que está pasando al interior del Partido Acción Nacional (PAN), que lidera todavía Ricardo Anaya, en donde diferentes integrantes están pidiendo a presidentes municipales,  recursos a nombre del líder, habla no sólo de la corrupción al interior de ese partido sino de su desmoronamiento rumbo a las elecciones del próximo año.
Ante ello, la Asociación Nacional de Alcaldes, integrada por munícipes panistas, prendió la voz de alerta e informó que se ha enviado una comunicación a los 479 Municipios Asociados para evitar que sean sorprendidos por estas prácticas ilegales.
Por supuesto que el comunicado no dice quiénes son los que están incurriendo en ese tipo de actos; sin embargo, se deduce que son de los mismos militantes panistas que con miras al proceso electoral en el que se renovarán más de 3 mil cargos de elección popular, quieren hacer su agosto en imitación, quizá, de sus líderes.
¿SE NECESITARÁN? Quien sabe, pero la diputada Brenda Velázquez, presidente de la Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, urgió al gobierno federal a aumentar cien millones  de pesos el presupuesto destinado en 2018 para proteger la vida de los informadores y activistas. Resultan insuficientes los 200 millones de pesos asignados para ese propósito en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación enviado por el Ejecutivo federal el pasado 8 de septiembre, subrayó la legisladora y reiteró que el “Fondo para la Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas” requiere una mayor cantidad de recursos para ejercer el próximo año. Velázquez Valdez recordó que para el presente ejercicio fiscal este Fondo contaba con 180 millones de pesos, con lo que se podrían sostener las 509 medidas hasta agosto de 2017, pero eran necesarios 80 millones adicionales para concluir el año fiscal… NOS LEEREMOS LA PRÓXIMA ENTREGA…