Hasta el momento, el censo que han levantado autoridades en Chiapas y Oaxaca, establece que un total de 300 mil personas resultaron damnificadas, dio a conocer el presidente Enrique Peña Nieto.

En un mensaje a medios de comunicación luego de la reunión de evaluación en Chiapa de Corzo, explicó que a reserva de consolidar el censo, en Chiapas 200 mil personas resultaron damnificadas y 100 mil en Oaxaca en diversos municipios.

Dijo que en estas evaluaciones, se pudo conocer que un total de un millón 200 mil personas resultaron afectadas inicialmente en Chiapas, y 800 mil en Oaxaca, que no tuvieron servicios básicos como electricidad, agua y servicios de salud, de los cuales, buena parte se han restablecido, aseguró.