Durante 2017, fueron equipados con alarmas sísmicas anticipadas o automáticas 75 espacios de la Universidad Autónoma del Estado de México, en beneficio de estudiantes, profesores, investigadores y trabajadores administrativos.

La directora de Seguridad y Protección Universitaria, Griselda Camacho Téllez, explicó que este equipo anticipa hasta 60 segundos un movimiento telúrico y por lo tanto, abona a la cultura de la prevención y protección entre los universitarios.

Están conectadas, detalló, al Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX) y al Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), que permiten que suenen antes de que la ola sísmica entre al territorio y activar con oportunidad los protocolos de emergencia, realizar el proceso de evacuación y tener un mayor tiempo de respuesta.

La servidora universitaria indicó que este equipo se suma al de tipo manual con que ya contaba la institución y en el transcurso de los siguientes meses, la totalidad de los espacios universitarios contarán con una alarma sísmica anticipada o automática.

Refirió que el pasado mes de noviembre, la UAEM publicó un protocolo en la materia denominado Centro de Mando y Operación en Caso de Contingencias, en el cual están involucrados todos los universitarios, incluidos el rector Alfredo Barrera Baca, los titulares de las secretarías de la Administración Central y los directores de las áreas administrativa y académica.

Asimismo, se cuenta con una Unidad Interna Central de Protección Civil, encabezada por el rector y los directores de los diferentes espacios académicos y administrativos.

Griselda Camacho Téllez agregó que además, con estas acciones se da cumplimiento puntual a la normatividad en la materia, referida en el Libro Sexto del Código Administrativo de la entidad.