El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, se pronunció en favor de establecer un “Operativo Rosa”, a fin de dar prioridad a las acciones para atacar, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

El abanderado priista estableció la necesidad de crear la Procuraduría de la Mujer, a fin de terminar con este problema que tanto lastima a las féminas, cuya principal preocupación es la seguridad, economía, servicios públicos, transparencia y corrupción, educación y salud.

Entrevistado al término de una reunión con integrantes de la asociación “Mujeres x México” en un hotel de Insurgentes Sur, dijo que aspira a dar protección integral con una Procuraduría de la Mujer, con expertos en justicia penal en temas de género, derechos humanos y con psicólogos que apoyen el proceso de denuncia.

El Operativo Rosa partiría de políticas públicas transversales, con el objetivo de detectar y erradicar la violencia contra las mujeres en los centros de trabajo, lugares públicos y en el transporte, dijo, y abundó que la creación de la Secretaría de la Mujer tiene mucha lógica, por lo que debe revisarse esa propuesta.

El candidato priista subrayó la urgencia de terminar con los feminicidios, sobre todo en las delegaciones Iztapalapla y Gustavo A. Madero: “debemos enfrentar la impunidad con todo el rigor de la ley”.

En el ámbito de la salud, Mikel Arriola hizo notar la necesidad de contar con dos clínicas de mama, para detectar a tiempo el cáncer y operarlo de inmediato, tal como se hizo en el Seguro Social, y puntualizó que las mujeres sin acceso a Servicios de Salud en la capital alcanzan el 19.1 por ciento.