Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam suscribieron hoy aquí el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP/TPP-11).

El acto de firma del acuerdo, realizado en un hotel de esta capital, fue presenciado por la presidenta chilena Michelle Bachelet, quien dejará el poder en manos de Sebastián Piñera el próximo domingo.

En una ceremonia a la cual asistió el secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, las naciones que integran el mecanismo manifestaron su convicción que una economía abierta es beneficiosa para todos y generará mayor crecimiento económico, empleo, reducción de la pobreza y bienestar.

El CPTPP es un tratado de integración económica plurilateral que involucra a 11 países y cuyo objetivo es contribuir al crecimiento económico y crear nuevas oportunidades para empresas, trabajadores, agricultores y consumidores.

Las primeras tratativas para suscribir el tratado comenzaron en marzo de 2017, tras la salida de Estados Unidos del mecanismo, en el marco de un Diálogo de Alto Nivel convocado por Chile y celebrado en el balneario de Viña del Mar.

El consenso de los 11 socios fue buscar alternativas para rescatar el acuerdo y darle vigencia en una nueva forma, lo que comenzó a materializarse en mayo de 2017 en Vietnam, cuando todos los países acordaron desarrollar un proceso de evaluación de las alternativas para alcanzar la puesta en vigor del TPP de manera expedita.

En noviembre pasado, las 11 naciones alcanzaron un acuerdo respecto a los principios básicos del nuevo tratado, el que incluye un listado de disposiciones del TPP original que quedaron suspendidas o sin aplicación y estableció la incorporación, por referencia, de todo el contenido del TPP original.

En enero pasado, en tanto, el proceso para conformar el CPTPP concluyó en forma exitosa con una última reunión técnica en Japón, oportunidad en la cual se confirmó la totalidad del acuerdo respecto al texto del nuevo tratado.

El CPTPP es el tercer mayor acuerdo a nivel mundial tras el tratado entre Canadá y la Unión Europea (Ceta) y el Tratado de Libre de América del Norte (TLCAN) e involucra un mercado de 498 millones de personas.

De acuerdo con fuentes oficiales, la mayor diferencia entre este acuerdo y el TPP original, que incluía a Estados Unidos, es que incorpora 20 suspensiones que se acordaron para resguardar los balances entre los 11 países, las que dejan sin aplicación ciertas obligaciones sensibles en materia de propiedad intelectual.

El acuerdo entrará en vigencia 60 días después que lo ratifiquen al menos seis de los 11 países miembros, los que tienen un ingreso per cápita promedio de 28 mil 090 dólares y representan un 13 por ciento de la economía mundial.

Un 17 por ciento de las exportaciones chilenas tienen como destino las economías del CPTPP, mientras que un 12 por ciento de las importaciones que realiza esta nación sudamericana provienen de alguna de los otros 10 países del acuerdo.