*PRI, ESTRATEGIAS FALLIDAS
INSTITUCIÓN QUE DE NECESARIA pasó a convertirse en un pesado lastre para los “sangrados” contribuyentes de este país, es, sin duda, el Poder Legislativo Federal y los diputados locales; es decir, los que cobran en cada uno de los Estados de la República pero que al igual que los federales el rezago de las condiciones de vida de los mexicanos, es el resultado de su incapacidad para generar leyes que ayuden a la población en general.
Los fríos números respaldan lo anterior. Las cifras del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), señalan que los mil 125 diputados locales que existen en el país (¿alguien sabe para qué?), costaron en el 2017, 13 mil 551 millones de pesos.
En el caso de los federales y de los senadores no se cantan mal las rancheras: el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2017, marcó que al Senado, sólo para gastos, se le asignaron 4 mil 761 millones 700 mil pesos mientras que a los diputados se les entregaron 8 mil 51 millones de pesos.
¿Para qué? Para nada. El Poder Legislativo Federal y Local, es de los más insensibles e improductivo para los requerimientos de una sociedad saqueada en todos sus recursos naturales y con necesidades urgentes de leyes que les garanticen, en ocasiones, hasta su sobrevivencia. Basta con observar, como ejemplo, la labor del Poder Judicial. La frase “es mejor un minuto de cabeza en el excusado, que uno en un juzgado”, resume el dolor, incertidumbre, saqueo, vileza, sufrimiento y todo lo que pueda agregar usted, estimado lector, a la injusticia que se vive en los lugares del Poder Judicial.
Los ejemplos en otras áreas, sobran. Llenaríamos tomos completos.
Y ante ello, el Poder Legislativo sólo cobra.
Resultado de las negociaciones entre los partidos políticos y los gobiernos federales y locales, el Poder Legislativo se ha llenado de burócratas en el peor sentido de la palabra. Increíble que en tan sólo unos años, no más de 25, la Cámara de Diputados, haya, casi duplicado, el número de sus integrantes al pasar de 300 a 500, mientras que el Senado pasó de 64 integrantes a 128. Junto a ellos todo un ejército de ayudantes, secretarias, choferes, secretarios particulares, secretarios técnicos, comunicadores, vigilantes, guardaespaldas, entre otros (cuente edecanes y hasta amantes de los legisladores), que hay que pagar con el dinero de los contribuyentes.
¿Y cómo le hacen los legisladores federales y locales para allegarse dinero del presupuesto? Muy fácil: venden su voto. En el plano individual se les “maicea”; se les entrega una buena gratificación en efectivo o en especie para que su huella digital aparezca en el tablero electrónico con su voto a favor o en contra, según sea el caso, o como lo haya determinado su coordinador parlamentario.
Pero cuando se trata de cobrar en serio y por mayoría, como en el caso de una Reformas Estructural del calado como la que envío Peña Nieto para que inversionistas extranjeros o nacionales, participen en el saqueo, digo extracción, de los recursos petroleros de México, ahí la cosa se cobra en grande: gubernaturas y hasta secretarías de Estado entran en juego para asegurar trabajo y exorbitante salario a los diputados y senadores una vez que terminen el cargo.
Pero todo esto cobra factura ya no sólo al dinero de los mexicanos, sino en sus precarias condiciones de vida.
Bajo este esquema, la brecha entre ricos y pobres se está ensanchando poniendo en grave riesgo la estabilidad social del país.
El propio presidente Enrique Pela Nieto, lo observó en su campaña y de ahí su propuesta de reducir el número de legisladores. El tiempo lo alcanzó y ya lo rebasó. Si ya no puede no siquiera decidir sobre los candidatos a los diversos puestos de elección popular, que antes palomeaba nadamás su mano, mucho menos puede en estos momentos enviar una iniciativa que abata el pesado lastre que es el Poder Legislativo Federal y Locas.
La tarea se queda para el siguiente sexenio. Ya la OCDE, de José Ángel Gurria, clama por reformas; reformas que poco o nada importan al actual Poder Legislativo. Lo importante es cobrar y a otra cosa mariposa.
Seguiremos con el tema mañana a nivel de los Estados de la República.
PICOTAZOS
SEGUIDORES DE LA INFORMACIÓN diaria, no se alcanza a comprender el por qué la “muñequita de cristal”, Claudia Ruíz Massieu, se fue hasta Washington a acusar a Ricardo García Anaya de sus supuestos enjuagues y desvíos millonarios. De por sí en el extranjero nos observan y califican como los bárbaros dela democracia (por aquello de la dictadura perfecta que circuló a nivel mundial), y ahora con su anticipada denuncia, el PRI y Ruíz Massieu, pusieron a México en el ojo del huracán observador, de todo lo que suceda de aquí a julio y a lo que resta del año. Quizá y sólo quizá, la presencia de la excanciller, exsecretaria de turismo y exdiputada, sea para darle calor de reflectores internacionales ahora que se dice y se rumora que entre el presidente Peña y su tío, Carlos Salinas de Gortari, hubo una fractura más grande que la falla de San Andrés. Por lo demás, acusar al “cerillo” García Anaya, sólo le sirvió para engrandecer su ego y aspiraciones de que es el verdadero enemigo a vencer por el PRI.
ESPEJITO… ESPEJITO SOY YO ¿verdad? Es lo que se preguntan los contendientes a la Presidencia de la República, luego de la aseveración del presidente Peña Nieto, en el sentido de que desde su silla sólo ve a uno con honradez, experiencia y honorabilidad. Pero luego de dibujar ese perfil, el presidente reiteró que no intervendrá en el proceso electoral. ¿?
LE LLUEVE SOBRE MOJADO al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, funcionario que de plano ha sido rebasado por la delincuencia y que está mal parado en México y en el extranjero por aquellos de las recomendaciones de no visitar su tierra. Y es que de acuerdo a los corresponsales de la revista SINERGIA, que dirige este reportero, suenan a burla esas fotos que elementos de la policía encargada de la seguridad de las playas quintanarroenses, se tomaron con turistas sin sostén. De plano que en Cancún y Playa del Carmen, ya todo se toma a cotorreo, mientras los explosivos y los narcos hacen de las suyas… NOS LEEREMOS LA PRÓXIMA ENTREGA…